=
Buscar

- Resultados

Si usted no encuentra lo que necesita, intenete nuevamente con otra combinación de palabras.

81

Debido a la situación que vive el pueblo de Nicaragua donde la violencia no cesa, a pesar de los intentos de diálogo les compartimos el MENSAJE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL MEXICANA A LOS HERMANOS OBISPOS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE NICARAGUA

La Conferencia del Episcopado Mexicano expresa su cercanía y solidaridad con nuestros hermanos Obispos de Nicaragua, Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, Monseñor Silvio José Báez, Obispo Auxiliar de Managua, Monseñor Waldemar Stanilaw Sommertag, Nuncio Apostólico en Nicaragua, frente a la situación de grave violencia, y agresiones sufridas este lunes 9 de julio, en el ejercicio de su ministerio pastoral en en la Basílica Menor de San Sebastián en Diriamba, de la Arquidiócesis de Managua.

Nos unimos al llamado a la comunidad internacional para colaborar en la solución de este conflicto, en esta hermana Nación, para que se encuentre pronto el camino que lleva a la paz.

Elevamos nuestra oración para que el Señor Jesús los fortalezca, los ilumine. Reafirmamos nuestro acompañamiento hacia todo el pueblo nicaragüense.

Oramos para que Santa María de Guadalupe, Emperatriz de América, los auxilie y los proteja en estos momentos de dificultad. Por los obispos de México.

Consejo de Presidencia:

+Emmo. Sr. Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, Presidente de la CEM
+S.E. Mons. Javier Navarro Rodríguez, Obispo de Zamora, Vicepresidente de la CEM
+S.E. Mons. Alfonso Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey, Srio. General de la CEM
+S.E. Mons. Ramón Castro Castro, Obispo de Cuernavaca, Tesorero de la CEM
+S.E. Mons. Carlos Garfias Merlos, Arzobispo de Morelia, Primer Vocal de la CEM
+S.E. Mons. Sigifredo Noriega Barceló, Obispo de Zacatecas, Segundo Vocal de la CEM

1270

POSICIONAMIENTO DEL IMDOSOC FRENTE A LAS PROXIMAS ELECCIONES A CELEBRARSE EN JULIO DE 2018

 

Política.

El IMDOSOC entiende la política en su sentido más amplio como “la más alta forma de caridad” o como “servicio inestimable de entrega para la consecución del bien común de la sociedad” (Mensaje del Papa Francisco a los políticos y obispos reunidos en Bogotá del 1 al 3 de diciembre de 2017) y la política en sentido restringido, como aquella en que grupos organizados de la sociedad buscan objetivos específicos para la construcción de ese bien común, entre ellos, y como elementos centrales para la democracia, están los partidos políticos.

Y entendemos el bien común, como el conjunto de las condiciones sociales gracias a las cuales las personas, familias y grupos intermedios podemos alcanzar nuestro destino natural y espiritual, cuyo contenido fundamental son los genuinos derechos humanos.

Democracia

Votar es un acto moral y las elecciones libres son la llave maestra de la democracia, sin ellas no puede existir ésta. Sin embargo, la democracia no puede reducirse ni agotarse en las elecciones.

En efecto, para que un sistema de organización política, pueda llamarse “democrático”, además de unas elecciones libres y de un método de creación de reglas sociales, jurídicas y políticas, ha de perseguir los fines esenciales del Estado (bien común, justicia y seguridad) y garantizar el respeto y desarrollo de los genuinos derechos humanos.

Por tanto, la democracia será efectiva cuando, inspirada en el bien común equilibre métodos e instrumentos de la mayoría y de la minoría en la implementación o aplicación de los derechos humanos.

La mejor forma de asegurar la efectividad de la democracia representativa, es realizándola como democracia participativa, es decir, como participación permanente de la población en todos los ámbitos y niveles de la vida pública que garantice instituciones públicas confiables, particularmente en tres vías: en el sistema político, en acciones cívicas de promoción y ejercicio de los Derechos Humanos y en actividades sociales de solidaridad. Sin embargo, esta democracia participativa encuentra su principal obstáculo en las condiciones de pobreza, marginación e inseguridad que no permiten materializarla.

Partidocracia

Con la evolución de los partidos han surgido burocracias – generalmente bien remuneradas con los fondos públicos que reciben del Estado- que al tiempo que abandonan los principios, valores e ideales, del partido, privilegian la defensa de sus intereses particulares estableciendo complicidades de grupo para conservar el puesto y aumentar el ingreso pecuniario.

Dichas burocracias se convierten en élites con tendencia a constituirse en verdaderas oligarquías dentro de los partidos, que en diverso grado monopolizan el poder interno, descartan a los militantes de base y a los dirigentes que no pertenecen a la cúpula oligárquica, al tiempo que controlan las estructuras y los cuadros del partido y, en última instancia designa a los candidatos a los cargos de elección popular, quienes garantizarán los privilegios y actos no éticos del grupo.

De esta manera el partido pierde la perspectiva del bien común para transformarse en una maquinaria electoral y política, que responde no a los intereses populares, sino a los de la oligarquía partidista.

Si, adicional a esta enfermedad de la partidocracia, se suman las cantidades exorbitantes de recursos públicos destinados a los partidos políticos, crece otra enfermedad, la de la corrupción, que en ocasiones llega al grado de escándalo, con detrimento de los altos fines de la política y el deterioro creciente de la vida pública.

Es indudable que estos fenómenos: la partidocracia y la corrupción, conducen a la degradación de la democracia y al escepticismo ciudadano hacia la política, los partidos y la clase política.

Candidatos independientes

Lo anterior explica la tendencia a hacer a un lado a los partidos políticos y postular candidatos independientes, lo cual, naturalmente puede ayudar en determinadas coyunturas como voz de alerta y de protesta contra la partidocracia y la corrupción consiguiente. Por ello, vemos con buenos ojos la existencia de candidatos independientes en tanto que son voz de alerta y protesta frente a estos fenómenos.

Su labor en los distintos puestos de elección popular, puede ser un esfuerzo relevante y quizá fundamental, dada la coyuntura actual de nuestro país, para la consecución del bien común, la democracia y la gobernabilidad.

Los candidatos independientes en tanto que políticos, también están llamados a demostrar en la adversidad que la política, como servicio, supone sacrificio y entrega, pero que, en tanto que no sustituyan las practicas no éticas de los partidos políticos, como instrumento del pueblo, su papel es coyuntural.

La actual coyuntura electoral nos presenta, al menos cuatro amplias posibilidades:

1.- Empeoramiento significativo:

Que la situación actual, de corrupción, crimen organizado, desigualdad y falta de oportunidades para la mayoría de la población, empeore y llegue incluso a una crispación ya muy difícil de controlar.

2.-Continuismo inercial:

Que sigamos con una organización –y desorganización- de gobierno, más o menos similar a la actual, en la que lo que ahora está bien, puede ir mejorando y lo que ahora está mal, irá empeorando.

3.-Liderazgo de corte unipersonal

Una presidencia que centralice la organización gubernamental, económica, cultural y social que pretenda reconducir al País bajo su tutela y dictado.

4.-Partipación democrática

Que la organización política ganadora asuma la responsabilidad del poder con conciencia democrática y vaya dando los pasos necesarios para garantizar la participación de la ciudadanía.

Votar con responsabilidad

Para poder votar de manera  razonada  y responsable necesitamos,  en primer lugar, determinar qué es lo que en realidad  queremos y esperamos del próximo gobierno, por ejemplo, cuál de esas cuatro posibilidades van más de acuerdo con nuestras esperanzas de País.

En segundo lugar, deberíamos poder identificar quien o quienes, de los candidatos o de las coaliciones en disputa, se aproximan mejor a eso que buscamos.

Se trata de una tarea difícil, pues no consiste sólo en escuchar los discursos ni en ver la propaganda que presentan. Es necesario tomar en cuenta tanto el realismo de las propuestas como su coherencia interna y externa.  También hay que considerar la historia, tanto de las personas que se postulan, como de los partidos que les respaldan y evaluar su congruencia, pero también su eficacia.

De ahí que la invitación es a reflexionar desde la perspectiva del “bien posible” que aunque modesto, todos debemos procurar y desde la perspectiva de la dignidad humana que ponga a la persona como fin y no como medio.

Invitación a reflexionar:

En orden a buscar y luchar por lograr el bien posible y la participación constante de la ciudadanía para la construcción del Bien Común, proponemos cuatro criterios de discernimiento para el ejercicio del voto:

  1. Respecto del candidato, invitamos a conocer su historia personal y familiar, su congruencia entre sus ingresos y su forma de vida (su declaración 3 de 3), su experiencia personal y su conocimiento de la realidad del país, su coherencia con sus convicciones fundamentales, y su convicción sobre la inestimable participación ciudadana en la construcción del bien común. Si se ha desempeñado en la vida pública, a conocer sus resultados más que sus puestos. Deberíamos poder identificar quien o quienes, de los candidatos y candidata o de las coaliciones en disputa, se aproximan mejor a eso que buscamos.
  2. Respecto del partido político, invitamos a conocer su historia y principios de doctrina, su quehacer en la vida pública, su programa de gobierno, su actuación en las causas que cada uno persiga y por las que luche.
  3. Respecto de las propuestas, invitamos a reflexionar: qué tanto proponen de manera clara y realista la lucha frontal contra la inseguridad, la corrupción, la desigualdad, la exclusión y la inequidad; qué tanto sus propuestas de crecimiento industrial y tecnológico son sustentables; qué tanto respetan y custodian el don de la vida en todas sus etapas y manifestaciones; qué tanto están comprometidos con una educación integral que comienza en la familia y se desarrolla en una escolarización para todos y de calidad; qué tanto fortalecen la cultura del encuentro y el tejido familiar y social; qué tanto se abren y fortalecen caminos reales de participación ciudadana. Se trata de una tarea difícil, pues no consiste sólo en escuchar los discursos ni en ver la propaganda que presentan. Es necesario tomar en cuenta tanto el realismo y eficacia de las propuestas como su coherencia interna y externa.
  4. Respecto del actual partido gobernante, invitamos a conocer sus resultados si estos van en la línea de la construcción del bien común, la justicia, la paz, la solidaridad y la sustentabilidad.

Las elecciones plantean el desafío de elegir las plataformas de participación (política, cívica y social) post electorales sobre las cuales es posible construir el México incluyente, seguro y justo.

Hacemos un llamado a votar, a no replegarse o ser indiferentes frente al dolor social, a participar en la vida pública una vez pasadas las elecciones, a exigir espacios de participación reales y efectivos, “a no dejarnos manipular para que votemos en bloque por un solo tipo de propuesta, de manera irreflexiva y mucho menos bajo alguna modalidad de “compra de voto”. Entre más libertad exista al momento de elegir, más capacidad tendremos al momento de exigir (“Participar para Transformar”. Mensaje de los obispos mexicanos con motivo del proceso electoral 2018).

174

 

“Un grito se oye en Ramá, llanto y lamentos grandes” (Mt 2, 13-18).

El llanto de centenares de niños y niñas separados de sus padres y encarcelados en jaulas inhumanas en la frontera sur de Estados Unidos es un clamor que ha subido al cielo, exigiendo justicia.

Las organizaciones miembros de la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas, CLAMOR, queremos manifestar nuestra preocupación ante las graves violaciones a la dignidad y los derechos humanos que ocurrieron en los últimos días como consecuencia de la decisión de la administración del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, de separar a los niños, niñas y adolescentes (NNA) migrantes de sus padres y procesar penalmente a quienes ingresen a ese país de manera irregular.

Denunciamos la fragante violación del derecho de toda familia a permanecer unida y los graves atentados contra la estabilidad psicoafectiva de los niños, niñas y adolescentes, en contraposición a lo establecido en los pactos internacionales, especialmente en la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores Migratorios y sus familias.

Es inaceptable que en breve tiempo haya alrededor de 2 mil niños separados de sus familias.

Con el Papa Francisco afirmamos: “separar a niños de sus padres, como sucede en la frontera con México es inmoral”.

Los derechos humanos deben ser reconocidos y asegurados por todos los gobiernos, respetando el principio del interés superior de los niños, niñas y adolescentes, que debe regir toda política gubernamental.

Reiteramos que las condiciones de empobrecimiento y violencia a las que son sometidas las familias latinoamericanas y caribeñas en sus países de origen, les obligan a migrar buscando un futuro mejor, por lo cual deben ser acogidas, abriendo caminos y oportunidades para que con su trabajo y su riqueza cultural puedan también aportar al desarrollo de la nación que les recibe.

Migrar no es un delito, por lo cual rechazamos las detenciones arbitrarias y la reclusión en cárceles disfrazadas de centros migratorios, mucho más cuando se trata de niños, niñas y adolescentes.

En tal sentido consideramos como un paso importante la firma por parte del Presidente Donald Trump de una orden ejecutiva para evitar la separación de las familias en la frontera.

Hacemos un llamado al Congreso de los Estados Unidos para aprobar una ley que garantice que las familias de los migrantes, sin importar su condición legal, puedan permanecer unidas.

Es impostergable buscar alternativas a las detenciones y deportaciones masivas, desde una perspectiva humanitaria.

Oramos para que el Señor cambie corazones de piedra por corazones que sepan amar a los migrantes, especialmente a los niños, niñas y adolescentes.

Por la Red CLAMOR

+ Mons Gustavo Rodriguez Vega. Arzobispo de Yucatán. Presidente del DEJUSOL CELAM
+ Mons José Luis Azuaje. Presidente del SELACC
Hna Mercedes Casas Presidenta de la CLAR

Suscriben este Documento:

Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM, Conferencia Latinoamericana de Religiosos y Religiosas CLAR, Secretariado Latinoamericano y Caribeño de CARITAS, Departamentos y secciones de Movilidad Humana de las Conferencias, Episcopales de América Latina y El Caribe, Caritas nacionales de América Latina y El Caribe, Instituto Chileno de Migración INCAMI, Instituto de Migración y Derechos Humanos de Brasil, SIMN, Servicio Jesuita para Refugiados, Servicio Jesuita a Migrantes, Red Un Grito por la Vida, Red Kawsay, Red Tamar, Hermanas Scalabrinianas, Misión Sacalabriniana de Ecuador, Padres Scalabrinianos, Padres Salesianos, Orden de La Merced, Hermanas del Buen Pastor, Hermanas Adoratrices, Hermanas de San Juan Evangelista, Casas del Migrante de México, IMDOSOC, CAFEMIN.

214

El día de hoy se realiza el Segundo Coloquio Santa Sede-México sobre la Migración Internacional. 

Y el Papa Francisco envió el siguiente mensaje: 

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO CON OCASIÓN DEL «SEGUNDO COLOQUIO SANTA SEDE-MÉXICO SOBRE LA MIGRACIÓN INTERNACIONAL»

Deseo hacer llegar mi saludo a todos los participantes en este «Segundo Coloquio Santa Sede-México sobre la Migración Internacional», con un particular agradecimiento a los organizadores y relatores. Este encuentro tiene lugar en el 25 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos Mexicanos y la Santa Sede. Es, por tanto, una ocasión para fortalecer y renovar nuestros vínculos de colaboración y entendimiento para seguir trabajando conjuntamente en favor de los necesitados y descartados de nuestra sociedad.

En el momento actual, cuando la Comunidad Internacional está comprometida en dos procesos que conducirán a la adopción de dos pactos globales, uno sobre refugiados y otro sobre la migración segura, ordenada y regular, me gustaría animarles en su tarea y en su esfuerzo para que la responsabilidad de la gestión global y compartida de la migración internacional encuentre su punto de fuerza en los valores de la justicia, la solidaridad y la compasión. Para ello, se necesita un cambio de mentalidad: pasar de considerar al otro como una amenaza a nuestra comodidad a valorarlo como alguien que con su experiencia de vida y sus valores puede aportar mucho y contribuir a la riqueza de nuestra sociedad. Por eso, la actitud fundamental es la de «salir al encuentro del otro, para acogerlo, conocerlo y reconocerlo» (Homilía en la Misa para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 14 enero 2018).

Para hacer frente y dar respuesta al fenómeno de la migración actual, es necesaria la ayuda de toda la Comunidad internacional, puesto que tiene una dimensión transnacional, que supera las posibilidades y los medios de muchos Estados. Esta cooperación internacional es importante en todas las etapas de la migración, desde el país de origen hasta el destino, como también facilitando el regreso y los tránsitos. En cada uno de estos pasos, el migrante es vulnerable, se siente solo y aislado. Tomar conciencia de esto es de importancia capital si se quiere dar una respuesta concreta y digna a este desafío humanitario.

Quisiera por último indicar que en la cuestión de la migración no están en juego solo “números”, sino “personas”, con su historia, su cultura, sus sentimientos, sus anhelos… Estas personas, que son hermanos y hermanas nuestros, necesitan una “protección continua”, independientemente del status migratorio que tengan. Sus derechos fundamentales y su dignidad deben ser protegidos y defendidos. Una atención especial hay que reservar a los migrantes niños, a sus familias, a los que son víctimas de las redes del tráfico de seres humanos y a aquellos que son desplazados a causa de conflictos, desastres naturales y de persecución. Todos ellos esperan que tengamos el valor de destruir el muro de esa “complicidad cómoda y muda” que agrava su situación de desamparo, y pongamos en ellos nuestra atención, nuestra compasión y dedicación.

Doy las gracias a Dios por el trabajo y servicio que prestan, y los exhorto a continuar con sus esfuerzos para salir al encuentro de este grito de nuestros hermanos, que nos piden que los reconozcamos como tales y se les dé la oportunidad de vivir en dignidad y en paz, favoreciendo así el desarrollo de los pueblos. Y a todos les imparto la Bendición Apostólica.

Vaticano, 14 de junio de 2018

Francisco

156

 

El Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, dio a conocer este domingo, mediante un video en el que se dirige a la comunidad, que el padre Federico Altbach fue designado como Rector del Seminario Conciliar de México.

En su mensaje, el Sr Cardenal dice: “Después de un discernimiento he creído conveniente hacer un cambio en la Rectoría de nuestro Seminario Conciliar. Agradezco mucho al padre José Guadalupe Godínez Contreras, quien desde la primera visita que realicé el 8 de febrero, ha abierto la forma como lleva a cabo su labor.

Y ahora, durante estos meses, me he dado cuenta de la conveniencia de ciertos cambios que ustedes irán conociendo, en la estructura de la formación de seminaristas y para ello, he creído conveniente con las debidas consultas, sobre todo con el Consejo Episcopal, renovar una buena parte del cuadro de formadores, y hoy les anuncio que quien va a encabezar este nuevo equipo es el Padre Federico Altbach Nuñez quien hasta ahora es el Rector de la Universidad Lumen Gentium y quien asumirá la rectoría a partir del próximo 15 de junio, cuando terminará su gestión.

Les pido su apoyo para que lo realice de la mejor manera y con la colaboración de aquellos que estamos invitando. No se nieguen a dar lo mejor de sí en lo que es el corazón de la diócesis.”

El Padre Federico Altbach es Doctor en Teología por la Universidad de Tubingen, Alemania; Lic. En Teología por el Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos, es Rector de la Universidad Lumen Genttiun desde el 2009 y Consejero del IMDOSOC.

Es autor de varios libros, artículos y ha dado gran número de conferencias.

371
> Consulta el documento Oeconomicae et pecuniariae quaestiones aquí

Este 17 de mayo se presentó en el Vaticano, el documento: Oeconomicae et pecuniariae quaestionesConsideraciones para un discernimiento ético sobre algunos aspectos del actual sistema económico y financiero. Un trabajo de la Congregación para la Doctrina de la fe y el Dicasterio para el servicio del Desarrollo Humano Integral.

Oeconomicae et pecuniariae quaestiones: 

  1. Las cuestiones económicas y financieras, nunca como hoy, atraen nuestra atención, debido a la creciente influencia de los mercados sobre el bienestar material de la mayor parte de la humanidad. Esto exige, por un lado, una regulación adecuada de sus dinámicas y, por otro, un fundamento ético claro, que garantice al bienestar alcanzado esa calidad humana de relaciones que los mecanismos económicos, por sí solos, no pueden producir. Muchos demandan hoy esa fundación ética y en particular los que operan en el sistema económico-financiero. Precisamente en este contexto se manifiesta el vínculo necesario entre el conocimiento técnico y la sabiduría humana, sin el cual todo acto humano termina deteriorándose y con el que, por el contrario, puede progresar en el camino de la prosperidad para el hombre que sea real e integral.
  2. La promoción integral de cada individuo, de cada comunidad humana y de todas las personas, es el horizonte último de este bien común, que la Iglesia pretende lograr como «sacramento universal de salvación».[1] Esta integridad del bien, cuyo origen y cumplimiento último están en Dios, y que ha sido plenamente revelada en Jesucristo, aquel que recapitula todas las cosas (cf. Ef 1, 10), es el objetivo final de toda actividad eclesial. Este bien florece como anticipación del reino de Dios, que la Iglesia está llamada a anunciar e instaurar en todos los pueblos;[2] y es un fruto peculiar de esa caridad que, como pilar de la acción eclesial, está llamada a expresarse en el amor social, civil y político. Este amor «se manifiesta en todas las acciones que procuran construir un mundo mejor. El amor a la sociedad y el compromiso por el bien común son una forma excelente de la caridad, que no sólo afecta a las relaciones entre los individuos, sino a “las macro-relaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas”. Por eso, la Iglesia propuso al mundo el ideal de una “civilización del amor”».[3] El amor al bien integral, inseparablemente del amor a la verdad, es la clave de un auténtico desarrollo.
  3. Todo ello se busca con la certeza de que en todas las culturas hay muchas convergencias éticas, expresión de una sabiduría moral común,[4] sobre cuyo orden objetivo se funda la dignidad de la persona. En la raíz sólida e indisponible de este orden, que proporciona principios comunes y claros, se fundan los derechos y deberes fundamentales del hombre; sin él, la arbitrariedad y el abuso de los más fuertes terminan dominando la escena humana. Este orden ético, arraigado en la sabiduría de Dios Creador, es por lo tanto el fundamento indispensable para edificar una comunidad digna de los hombres, regulada por leyes inspiradas en la justicia real. Esto vale todavía más ante la constatación de que los hombres, aún aspirando con todo su corazón al bien y a la verdad, a menudo sucumben a los intereses individuales, a abusos y a prácticas inicuas, de las que se derivan serios sufrimientos para toda la humanidad y especialmente para los más débiles y desamparados. Precisamente para liberar todo ámbito del actuar humano del desorden moral, que tan a menudo lo aflige, la Iglesia reconoce entre sus tareas primordiales recordar a todos, con humilde certeza, algunos principios éticos claros. Es la misma razón humana, cuya índole connota indeleblemente a cada persona, la que exige un discernimiento iluminante en este sentido. De hecho, la racionalidad humana busca constantemente en la verdad y en la justicia un fundamento sólido sobre el cual apoyar su propio obrar, bien sabiendo que sin él perdería su propia orientación.[5]

FORO DE REFLEXIÓN Y ANÁLISIS
ENFOQUES EDUCATIVOS: UNA PERSPECTIVA SOCIAL

26 de mayo de 2018. Centro Universitario México (Nicolás San Juan 728, Narvarte Poniente)

Conferencias magistrales. Paneles de expertos. Actividades culturales. Feria editorial.

La Confederación Nacional de Escuelas Particulares AC (CNEP) en coordinación con el Centro Universitario México (CUM), el Centro de Investigación y Acción Social “Jesuítas por la Paz”,  la Federación de Escuelas Particulares del Distrito Federal (FEPDF), el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC), SM Ediciones, Universidad La Salle y la Universidad Iberoamericana (UIA) convoca a las y los docentes de instituciones educativas pertenecientes a la CNEP y a académicos, docentes y estudiantes de la sociedad en general  interesados en el tema educativo a participar en el Foro de Reflexión y Análisis:

Enfoques educativos: una perspectiva social

Antecedentes

  1. La nueva gestión de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares ha mostrado un interés profundo en responder a las grandes problemáticas de nuestro mundo desde la educación.
  2. En este sentido, el Equipo Nacional de Reflexión Educativo de la CNEP ha iniciado un proceso de reflexión que fomente el debate sobre los aportes que la educación debe asumir en este siglo XXI.
  • En dicho equipo, las líneas de reflexión han llevado a entender a la educación como un proceso integral en donde la persona adquiere herramientas para su desarrollo individual y habilidades que repercuten en su entorno social.
  1. LA CNEP, con base en esta discusión, ha considerado generar un espacio en donde se pueda analizar y reflexionar sobre la dimensión individual y social de la educación de forma integral y articulada.

Presentación

El Foro de Reflexión y Análisis “Enfoques Educativos: Una perspectiva Social” busca convertirse en un espacio de diálogo de la comunidad educativa de nuestro país que profundice en los diferentes ámbitos que la educación debe considerar para hacer frente a las grandes problemáticas de nuestra sociedad.

Este foro buscará ser un espacio de encuentro y actualización que permita iniciar un debate que acoja la reflexión y el análisis de diferentes actores del mundo educativo.

La temática se centrará en la reflexión de una educación que sea capaz de integrar la dimensión individual y social de forma articulada con el fin de convertirse en un proceso formativo que impacte en el desarrollo armónico de las personas y que permee en la construcción de una sociedad más justa, equitativa, incluyente y corresponsable con su comunidad y el medio ambiente.

Propósito

Abrir un espacio de reflexión, análisis e intercambio de ideas para incentivar la actualización docente de los colegios afiliados a la CNEP en particular y de los centros educativos en general, con el fin de promover el desarrollo de prácticas escolares que den respuesta a las problemáticas de nuestra sociedad.

FORO DE REFLEXIÓN Y ANÁLISIS

ENFOQUES EDUCATIVOS: UNA PERSPECTIVA SOCIAL

Horario

08:30-09:30 Registro

09:30-10:00 Acto Inaugural

10:00-11:10 Conferencia Magistral: “La formación del sujeto, implicaciones sociales”.  Kitimbwa Lukangakye (República del Congo)

11:10-11:30 Receso

11:30-13:30 Panel de expertos: “Formación de sujetos, construcción de sociedades”

  1. Prácticas, herramientas, metodologías escolares. Prácticas educativas alternativas. Lorena Umaña (UNAM/FCPyS)
  2. Perspectiva filosófica del sujeto como constructor social. Mtro. Guillermo Martínez (FFyL-UNAM)
  3. Reconciliando subjetividades, reconciliación comunitaria.  María Eugenia López A. (Sistema de Acreditación y Calidad Educativa-CNEP)

13:30-14:30 Comida

14:30-15:20 Evento Cultural

15:30-16:40 Conferencia Magistral: “El papel social de la escuela ante el mundo actual” Dr. Miguel Álvarez Gándara (Premio Nacional Derechos Humanos 2017)

16:40-17:00 Receso

17:00-19:00 Panel de Expertos: “Líneas de acción social desde la escuela”

  1. Educación y Medio Ambiente. César Enrique Pineda (CNEP/FCPyS-UNAM)
  2. Educación justicia e inclusión social. Patricia Ganem Alarcón (SEP)
  3. Educación parta la Paz. Jorge González SJ (Centro de Investigación y Acción Social)

 19:00-19:30 Clausura

Consulta la convocatoria e inscripciones en www.cnep.org.mx
Informes: 5555234171

559

Les compartimos una reflexión de un alumno nuestro taller:  Fe y Política

Mi intención no es banalizar la política electoral con la siguiente comparación. En México, difícilmente he visto a alguien cambiar de equipo de futbol, a pesar de perder partidos constantemente o de tener mucho tiempo ya de no ganar un campeonato, en comparación de un político mantenerse en su partido o al menos en su ideología original.

No estoy diciendo que el fútbol es más importante que la política en nuestro país, aunque haya momentos en que esto es verdad. De la misma manera que hay momentos políticos más importantes, como éste, un año de elección presidencial y de infinidad de cargos representativos, en el que no podemos ser indiferentes, ni ignorantes de nuestra historia, ni de nuestra proyección como nación.

Estamos a pocos meses de celebrar esta fiesta democrática y como tal, también hay que ir previendo cuál será el remedio para esta cruda electoral, pues después de tanto baile de dimes y diretes, después de tanto desvelo de descalificación y confrontación, el clamato principal debe saber a esperanza.

A una esperanza cristiana, que no solo es una esperanza escatológica, sino una esperanza en el Dios de Jesús, que nunca ha sido paternalista, sino respetuoso de nuestra libertad, de nuestra voluntad y nuestras decisiones. De ahí que estas tienen que ser verdaderamente conscientes y responsables.

Eduardo Pérez Rojas.  Participante

Destacados

651
El Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC) presenta un panel multidisciplinario experto en ciencia social y dura, religión, teología, sociedad civil y doctrina...