Día mundial de las personas sin hogar.

Día mundial de las personas sin hogar.

207

Este 28 de noviembre los invitamos a reflexionar y recordar a todas las personas que se encuentran en situación de calle. Es necesario crear conciencia tanto a nivel individual como colectivo sobre esta realidad de exclusión social radical producto de las sociedades modernas; así como también de la urgencia de proponer ideas para erradicar esta situación. Visibilizarlos es una forma de exigir a los Gobiernos la creación de políticas pública que protejan y garanticen los derechos humanos básicos de esta población.

Esta situación de personas sin hogar es un fenómeno característico de las grandes urbes, aunque, no exclusivo de éstas. Esta forma de vivir en los márgenes sociales ha recibido muchos nombres en los distintos países: Indigentes, los sin techos, mendigos, vagabundos… pero el término más aceptado en la actualidad, sobre todo en América Latina es el de personas en situación de calle.

Según la COPRED se trata de un grupo poblacional que se caracteriza “por ser heterogéneo en su composición, teniendo en común la extrema pobreza, los vínculos familiares quebrados o fragilizados, y la inexistencia de vivienda convencional regular, factores que obligan a estas personas a buscar espacios públicos (calles, veredas, plazas, puentes, etc.) y áreas degradadas (edificios, coches abandonados, etc.) como espacio de vivienda y subsistencia, de manera temporal o permanente, utilizando para pernoctar lugares como albergues o casas de asistencia”, ya sean públicos o privados. En Occidente, la mayoría de las personas en situación de calle son varones (75-80 %). Estas personas no tienen empleo o no tienen un empleo fijo que les proporcione ingresos estables. Aunque, probablemente, lo tuvieron. Este proceso de exclusión provoca mucho sufrimiento psicológico que se agrava por las situaciones que genera la propia vida en la calle.[1]

En la Ciudad de México, la cifra de personas en situación de calle va en aumento: existían entre tres mil y cinco mil personas en la capital del país, según datos de julio de 2016.[2]   De 2008 a 2012, la cifra de personas en situación de calle aumentó en promedio 418 por año según el censo Tú también Cuentas, de la SEDESO.

El aumento se debe a diversos factores, entre ellos, la violencia intrafamiliar, las adicciones, la pobreza y las migraciones. Los resultados preliminares del primer censo de poblaciones callejeras del 2017 indican que en la capital del país viven 4, 354 personas en situación de calle y 2,400 habitan en albergues, ya sea públicos o privados.[3] De este total, 87% son varones y el 12.76% mujeres. Esta población se concentra en un 50% en las delegaciones Venustiano Carranza, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero. Pero en todas las delegaciones hay presencia de personas en situación de calle.

El Papa Francisco, nos llama a todos los católicos a “formar una Iglesia pobre y para los pobres” por eso durante la I Jornada Mundial de los Pobres que se conmemoró el pasado 19 de noviembre nos exhorta a acoger a estas personas y preguntarnos ¿Cuántas veces hemos pasado de largo, ignorado o mirado para otro lado cuando vemos a una persona en situación de calle?

¡No amemos de palabra, sino amemos con obras!

IMDOSOC 

[1] http://data.copred.cdmx.gob.mx/por-la-no-discriminacion/poblaciones-callejeras/ Fuente consultada el 24 noviembre 2017.

[2] http://www.siempre.mx/2017/03/crece-la-poblacion-en-situacion-de-calle-en-la-cdmx/ Fuente consultada el 24 noviembre del 2017.

[3] El Economista. www.eleconomista.com.mx/politica/En-CDMX-4354-personas-en-situacion-de-calle-20170810-0093.html Fuente consultada el 24 noviembre del 2017.

No hay comentarios

Enviar una respuesta