El desastre de Ingrid y Manuel

El desastre de Ingrid y Manuel

Por causas del huracán Ingrid, los ríos reportados fueron el Bobos y Usumacinta con 59 cm por encima de su nivel; el Río Tuxpan, 93 cm; y los ríos Cazones, Coatzacoalcos, Tantoan, Moctezuma y Tempoal, 3 metros arriba. Se encontraban comprometidas 102 presas, de las cuales 13 se estaban derramando. Por causas del huracán Manuel, 44 presas estaban comprometidas y 8 de éstas se encontraban derramando. Hay que destacar que en la cuenca del Balsas se encuentran las presas de El Villita, Caracol e Infiernillo, donde estaban entrando 36 mil metros por segundo y sacando mil 44.

La lluvia originó, hasta el día de hoy, 147 muertos ,1016 localidades afectadas en 312 municipios y sólo en 10 estados del país se afectaron 10 mil casas. El más afectado con 73% fue Guerrero, 47% Tamaulipas, Michoacán con 43%,  Veracruz con el 30% y Oaxaca con el 12%. Se estima en 250 mil los damnificados y 1.2 millones de afectados en toda la República.

Los daños originaron el cierre de 17 carreteras federales libres y de cuota. Y se encuentran con daños severos 57 carreteras federales libres, 15 autopistas y 980 caminos rurales. Se estima que se encuentran afectados unos 5,000 kilómetros de carreteras en todo el país. Sólo en Oaxaca se habla de unos tres mil 115 kilómetros, en 117 caminos, con daños y 15 puentes con fracturas, cinco de ellos totalmente colapsados.

Otros datos también importantes son la afectación de 534.000 hectáreas de cultivo en el país. Asimismo se encuentran dañadas unas 2,600 escuelas.

Hay una proyección del costo del meteoro calculado por el sector asegurador en 75 mil millones de pesos; la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) informó que asumirá alrededor de 20%, equivalente a 15 mil millones de pesos. Manifestaron que las afectaciones se convertirían en las terceras más costosas para el sector asegurador, después del terremoto de 1985 y el huracán Wilma, que azotó a Cancún en 2005, que se colocó como el mayor desastre para la industria aseguradora, con daños equivalentes a 1,752 mdd, también sirva de referencia los daños de las inundaciones en Tabasco de 2007, que fueron equivalentes a unos 700 mdd, según la asociación antes mencionada.

Asimismo, la Dirección General para la Gestión de Riesgos ha emitido 21 declaratorias de emergencia y 25 de desastre para obtener los recursos del FONDEN, que cuenta con unos 6,300 millones de pesos para 2013, lo que ha permitido llevar alimentos, medicinas, artículos sanitarios, material por 633 millones de pesos hasta el momento. Sin perjuicio de lo anterior, el Presidente Peña Nieto ha autorizado 1,500 millones de pesos para atender la emergencia, pero estimo que seguramente se requerirán unos 12 mil millones de pesos.

No obstante, Banorte estimó que el impacto de las inundaciones sería entre 0.1 puntos del PIB —equivalente a unos 16,303 millones de pesos— y 0.3 puntos del PIB —o sea, unos 48,983 millones de pesos.

El gobierno federal, a través de la Secretaría de la Defensa Nacional, de inmediato desplegó 2 mil 39 efectivos, 37 refugios donde ubicó 4 mil 119 personas y 13 albergues con 4 mil 70 personas. La Policía Federal apoyó con más de 10 mil elementos de campo, dos aviones y 10 helicópteros. Se evacuaron a más de 58 mil personas, de las cuales se están atendiendo, aún, a 52 mil 433; en 392 albergues instalados en 19 estados de la República. Sólo en Acapulco se tendió el puente aéreo Acapulco-México para trasladar 10 mil 63 turistas a través de 88 vuelos.

De la fecha del desastre al fecha, SEDESOL ha entregado 254 mil 632 despensas y 328 mil litros de agua, y de inmediato se puso en marcha el Programa de Empleo Temporal a 15 mil 500 familias, por realizar la limpieza de sus calles y casas, con el pago de dos jornales diarios durante diez días, equivalentes a 1,280 pesos. Se pretende que este programa alcance a 50 mil familias, además créditos por 200 para reponer bienes.

Por otro lado, la SCT señaló que 17 carreteras federales libres de cuota siguen cerradas por los daños ocasionados por las lluvias. Sólo la autopista del libramiento de Tecpan sigue interrumpida; de las 14 carreteras federales con interrupción, hoy quedan sólo siete, las cuales tendrán paso provisional de la siguiente manera: en el estado de Guerrero, la carretera libre de cuota Cuernavaca-Acapulco estará lista en 30 días, ya que hay que reconstruir el Puente Papagayo, pero en 30 días quedará transitable. La Acapulco-Zihuatanejo estará lista en ocho días, ya que se hará un paso provisional en Coyuca de Benítez. En Jalisco en Contla y en Michoacán el Bejuco II y los cinco puentes restantes. La Cuernavaca-Chilpancingo quedará lista en tres días; el puente Papagayo, el puente Barra Vieja, en Acapulco-Pinotepa quedará listo en 15 días, así como el puente Tecomaxtlahuaca, en el estado de Oaxaca.

La población ha respondido —como siempre— y se han instalado mil 178 centros de acopio en todos los estados del país.

Artículos similares