El Papa de la Iglesia pobre y para los pobres

El Papa de la Iglesia pobre y para los pobres

802

Dos años de pontificado del Papa venido del fin del mundo

El Papa Francisco inició su pontificado hace dos años. Su antecesor en la Sede Romana, el Papa Benedicto XVI, sorprendió al mundo con un enorme acto de humildad: renuncio a su pontificado. Afirmó el entonces Papa: “Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu”. Tras el cónclave de elección papal, nuevamente se sorprendió el mundo. El 13 de marzo de 2013 inició su trabajo como sucesor de Benedicto XVI. Jorge Mario Bergoglio, un religioso con 55 años de ser jesuita, se había distinguido en su natal Argentina por ser un Cardenal cercano a las cuestiones sociales. El nuevo Papa viene del fin del mundo y pide la bendición del pueblo desde el balcón vaticano donde se presentaba a la Plaza de San Pedro, como Obispo de Roma, inclinándose para ello. Desde ahí nos dimos cuenta de que es un Papa sencillo, afable, que sabe oír y dialogar, que se compromete con los excluidos, que quiere “oler a oveja”. Sus primeras palabras como Papa fueron: “hermanos y hermanas, buenas noches. Ustedes saben que el deber del cónclave es darle un obispo a Roma. Parece que mis hermanos Cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo, pero ¡aquí estamos! (…) Y ahora comenzamos este camino, Obispo y pueblo”. Es el Papa que usa muceta blanca y no roja, zapatos normales y hasta desgastados; el que se va a vivir a un apartamento pequeño, en Santa Marta, dejando los palacios pontificios; celebra Misa con los trabajadores más sencillos del Vaticano; abraza y besa a niños y enfermos; detiene su auto en la carretera para saludar a discapacitados o meterse en la lluvia con la gente en Filipinas; es el que hace lío con los jóvenes.

El poder del Papa es el servicio que se dejó ver en el lavatorio del jueves santo del año 2013, cuando lavó los pies de jóvenes reclusos entre los que estaba una chica y algunos musulmanes. Su cercanía con la gente en la Plaza de San Pedro cuando firmó el yeso que entablilló la pierna de una niña. Su influencia en el mundo es enorme. Tras su saludo los domingos en la Plaza de San Pedro, a sus escuchas el Papa les desea “Buen domingo y provecho”. Es un Papa a quien “le sobran los papeles”. Cuando rompe el protocolo sorprende con palabras que todos comprendemos. Como religioso, como latinoamericano y desde el Evangelio, Francisco habla desde el corazón: “Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres”. En la Misa crismal de la Semana Santa de 2013, apenas a unas semanas de haber sido electo dijo: “Esto es lo que les pido: sean pastores con olor a oveja. Salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás, para ir a las periferias existenciales”. Hacer lío, salir a la calle, claves como la misericordia y la ternura. Ello ha dado lugar a la Revolución de la ternura, ejercer el perdón en las casas aunque “vuelen los platos”. Es un Papa que propone la cultura del encuentro, que condena la exclusión, el Papa que encuentra la fuerza de ser cristiano y de ser Iglesia en la misión y en la alegría del Evangelio, el mismo que huye de la autorreferencialida. Es el sencillo pastor que saluda a su dentista, que llama por teléfono a las religiosas a su convento, que se sienta con los empleados del Vaticano a oír misa.

Signo de los Tiempos quiere hacer un recuento de algunos de los documentos de carácter social del Papa Francisco. Cada palabra y acto de Francisco es digno de atención. En este sentido, el elenco de documentos no pretende ser exhaustivo sino mostrar el pensamiento y la propuesta de Francisco. Por otro lado, tampoco es el halago simple que sea fronterizo con la admiración irracional. Al contrario, creemos que la propuesta de Francisco puede contribuir a tener mejores condiciones de vida para todas y todos.

1 Editorial  El Papa de la Iglesia pobre y para los pobres

 4 Catequesis Siempre caminar desde Cristo

 8 Comunidad El Reino de Dios es como un partido de fútbol

10 Cultura del encuentro Cultura del encuentro, del diálogo y de la paz para México

 14 Ecumenismo La unidad, que nace del Bautismo

 16 Estructutas de pecado El pobre paga la corrupción

 18 Evangelización Nuestra Señora de Guadalupe: Patrona de nuestra Patria Grande latinoamericana

 21 Familia La familia como paradigma de la comunicación

 24 Jóvenes Ir más allá de lo ordinario

 27 Migrantes La globalización de la indiferencia, los muertos en Lampedusa

 29 Laicos Los laicos de la ciudad

 31 Misión Una Iglesia cercana, tierna y paciente

 34 Pastoral de la ciudad ¡Un mundo más justo y solidario!

 37 Paz ¡No más esclavos, sino amigos!

 44 Opción preferencial por los pobres ¡Cuántos pobres hay en el mundo!

 46 Periferias existenciales ¡El amor a los pobres, está en el Evangelio y no es comunismo!

 53 Solidaridad Globalización de la Indiferencia

 

Signo de los Tiempos  

_________________________________________________________________________________________________________________

CONSEJO DIRECTIVO

Presidente Honorario Vitalicio: Emmo. Sr. Cardenal Roger Etchegaray. Presidente Honorario Vitalicio: Lorenzo Servitje Sendra. Presidente Honorario Vitalicio: Salvador Domínguez Reynoso. Presidente: Román Uribe Michel. Vicepresidente: Lucila Servitje Montull. Vicepresidente: José Enrique Mendoza Delgado. Tesorero: Sergio Castro Toledo. Secretario: María de la Paz Sáenz de Soberón. Vocal: Raúl González Schmal. Vocal: Luis Javier Rubio Guerrero, OP.

VOCALES DEL CONSEJO:

Constantino José Antonio De Llano Marhx, Francisco Javier Albarrán González, Germán Araujo Mata, Conrado Antonio Larios Prado, Martha Aviña de Chávez, Tomas G. Reynoso Ruíz, Adrián Ruíz De Chávez, María Eugenia Romo, Arcadio Valenzuela Valenzuela, P. Mario Ángel Flores Ramos, Eduardo Garza Cuéllar, Manuel Gómez Díaz, P. Manuel Olimón Nolasco, Wilfrido Perea Curiel, Javier Ballesteros de León, Jesús Antonio Damián Basurto, Mons. Guillermo Francisco Escobar Galicia.

COMISIÓN DE VIGILANCIA:

María Luisa Aspe Armella, Rogerio Casas-Alatriste Hernández, Juan Guillermo Domínguez Meneses, Salvador Domínguez Reynoso, José Ignacio Mariscal Torroella, Juan Murguía Pozzi, Óscar Ortiz Sahagún y Lorenzo Servitje Sendra.

SIGNO DE LOS TIEMPOS es una publicación mensual editada y publicada por la Asociación Mexicana de Promoción y Cultura Social, A.C., a través del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana, con dirección en Pedro Luis Ogazón n. 56, Col. Guadalupe Inn, CP 01020, México, DF, Tels. 56614465, 56614169, Fax 56614286 E-mail: imdosoc@imdosoc.org www.imdosoc.org

Responsable de la edición:

Jorge Navarrete Chimés. Registro de correspondencia de 2a. Clase expedido en la Dirección General de Correos Publicación periódica. Registro No. 0010187. Características 219441–1212. Certificado de Licitud de Contenido No. (pendiente). Certificado de Licitud de Título No. (pendiente), expedidos por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas. Reserva de Derecho al uso exclusivo No. (pendiente).

Reserva al Título del Derecho de Autor (pendiente). expedido por el Instituto Nacional de Derecho de Autor el (pendiente). Impresa en Ediciones Gráficas Z, S.A. de C.V., Av. Luis

Espinoza 16, Mza. 8, Col. Solidaridad Nacional, 07270, México, DF., este número se terminó de

imprimir el 25 de marzo de 2015, con un tiraje de 1,500 ejemplares.

Diseño e ilustración:

Roberto Mandeur Cortés.

Corrección de estilo:

A. Alfonso Muñoz Chávez.

Suscripciones:

martha.crm@imdosoc.org Los artículos publicados reflejan el punto de vista del autor y no necesariamente el de la Asociación Mexicana de Promoción y Cultura Social, A.C. No se devuelven originales no solicitados. Precio del ejemplar: $ 35.°°

Suscripción anual: $ 350.°° Suscripción para el extranjero, Dlls. 65.°°

Artículos similares