En dos años se disparó la migración de niños sin acompañantes: Imdosoc

En dos años se disparó la migración de niños sin acompañantes: Imdosoc

934
Carolina Gómez Mena

La migración de niños y adolescentes aumentó “poco más de 200 por ciento” desde la segunda mitad de 2014, señaló Gerardo Cruz González, investigador del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (Imdosoc), quien destacó que cada vez es más común la presencia de niños varones no acompañados, y últimamente también de niñas.

El estudio Niñez migrante, en su tránsito por México, vulnerabilidad y propuestas de mejores prácticas, del Imdosoc, precisa que entre 2014 y 2015 “el flujo de niños no acompañados es mayoritariamente masculino; sin embargo, la presencia de niñas y adolescentes se ha incrementado desde 2014 de manera importante, particularmente durante 2015. Sobresalen las procedentes de Guatemala, cuyo flujo al inicio de 2015 fue de 289, hasta alcanzar en agosto de ese mismo año 564”.

El análisis, coordinado por Cruz González, indica que entre 2011 y 2013 la participación de las menores en el flujo era de aproximadamente 26 por ciento y entre 2014 y 2015 fue de 35.1 por ciento, e identifica que las principales causas que originan la expulsión de los infantes son la violencia y la pobreza que experimentan en sus países de origen, en este caso el estudio se centró en Guatemala, Honduras y El Salvador.

El análisis evidencia que el Plan Frontera Sur, puesto en marcha por el gobierno federal en julio de 2014, ha incrementado las violaciones a los derechos de la niñez migrante y la pone en mayor riesgo. Aseveró que por medio de esta estrategia México impide el paso hacia Estados Unidos, usando la deportación como método de control.

“El Plan Frontera Sur sólo ha venido a ahondar la crisis de los migrantes y especialmente de los niños. Lo que ha hecho el gobierno mexicano es hacerle el trabajo sucio a Estados Unidos. Tanto se critica a Donald Trump (precandidato republicano), pero aquí se ha construido una barrera no metálica, sino sistemática y estructural que impide que los migrantes lleguen, y por eso se han incrementado las deportaciones”.

La investigación será presentada en mayo próximo y en ella también participaron Elisa Ortega Velázquez, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; Cristina Gómez-Johnson, del Departamento de Historia de la Universidad Iberoamericana; Selene Gaspar Olvera, de la unidad académica de estudios del desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas, y Mónica Chávez Elorza, de la misma casa de estudios.

Cruz González agregó que el Plan Frontera Sur ha aumentado las violaciones a los derechos humanos de los migrantes. “Hay una disociación entre el discurso del gobierno federal y de algunos gobiernos locales respecto a la protección de los derechos humanos y la terrible vulnerabilidad y la violación a los derechos más fundamentales de niñas y adolescentes migrantes”.

Además el gobierno es “incapaz de otorgar refugio” a los menores que huyen de la violencia, arriesga sus vidas al deportarlos a sus lugares de origen, de donde salieron huyendo del asedio de las maras, sostuvo.

Con el Plan de la Frontera Sur “los niños que antes seguían una ruta segura, ahora son obligados a buscar caminos que los hacen más vulnerables y susceptibles a que los abandonen los coyotes”, apuntó y añadió que en las detenciones y deportaciones hay un “nulo respeto a sus derechos”.

 

Consulta el informe «Niñez migrante en su tránsito por México» Vulnerabilidad y propuestas de mejores prácticas. Aquí