Espacio Comunitario Talita Kum, “Levántate y anda”

Espacio Comunitario Talita Kum, “Levántate y anda”

1350

Ana Alicia Ávila Ortega*

El Espacio Comunitario Talita Kum, A.C., ubicado en la Arquidiócesis de Tlalnepantla, es un proyecto de laicos constituido ante notario y en vísperas de edificarse; pionero en su tipo, tiene como objetivo fomentar y promover las capacidades de los miembros de la comunidad. Se busca que este espacio sea un centro educativo, lugar de convivencia familiar y de promoción de talentos, especialmente pensado para jóvenes de 15 a 25 años que buscan opciones viables que favorezcan la construcción de su proyecto de vida. Dentro de las prioridades del centro está la atención a los adultos mayores para que aporten su experiencia, descubriendo la vejez como una oportunidad de compartir y descubrir nuevos retos.

El sacerdote Agustín Reyes Martínez, motivador de este centro comunitario, explica: “Es la comunidad parroquial que está al servicio de la transformación de la sociedad. La Iglesia busca ser un espacio de promoción, donde los laicos tienen voz y voto; concibo la Iglesia como una casa de puertas abiertas donde se debe poner atención a las necesidades básicas de la comunidad”. Constituido este espacio comunitario como una asociación civil se facilita gestionar, solicitar donativos con la personalidad jurídica, misma que implica tener obligaciones y derechos.

Se busca que este espacio comunitario sea:

  1. Casa donde se fortalezcan los lazos fraternos.
  2. Centro educativo con profesionalización de oficios y artes (cocina, cómputo, carpintería, etc.).
  3. Patio para compartir la alegría, a través del baile, energizando la vida.
  4. Espacio deportivo para aprender a jugar.
  5. Oratorio donde los jóvenes busquen la trascendencia.
  6. Espacio terapéutico para la salud emocional y física.

¡Talita kum!, como Jesús dijo a la niña que resucitó, “¡Levántate y anda!”, quiere decirnos ahora levantar a la gente y ponerla en marcha, que no se quede en el camino de la vida, que se capacite y valore sus dones para retomar con entusiasmo los retos de la vida.

Uno de los miembros fundadores de este centro, el Lic. Antonio Rodríguez, expresó: “La visión que tengo de este hermoso proyecto, es a corto y a mediano plazo; mis expectativas descansan en la unión de los miembros que conformamos esta asociación civil; privilegiando la comunicación, el entendimiento y el trabajo de equipo, ya que nuestra participación individual determinará nuestro éxito como comunidad. El Centro Comunitario Talita Kum es único en su tipo en esta región de Naucalpan, y considero muy importante su efecto positivo multiplicador en otras comunidades”.

Cabe resaltar que el trabajo realizado por las mujeres de esta comunidad ha sido fundamental para apreciar cambios significativos en diferentes niveles —como el de cuidado del ambiente y recuperación de espacios que se usaban como basureros al aire libre—. Doña María Salud González, una de las fundadoras de este centro, expresó:

“Me motiva el ánimo del Padre Agustín y respaldarlo con la gente de la colonia. Acepté ayudar a la comunidad, pero creo que es una ayuda mutua, si todos trabajando juntos podemos lograr algo bueno. También me motiva el servicio para los jóvenes y para los de la tercera edad.

Soy una mujer mayor, y deseo ver a los jóvenes que hacen algo por su comunidad y no estén en las drogas o el alcohol. ¡Qué bueno que el Padre tiene ojo para ver este espacio que era un basurero y se pueda aprovechar para hacer algo bueno.

Ya me imagino el Centro como un lugar tranquilo, hermoso, que tenga plantas para sentir la naturaleza, que sea un espacio que invite a acercarse y participar y que se refleje el entusiasmo. Que seamos una comunidad aún más participativa. Siento mucho orgullo de que esos espacios desperdiciados sean ocupados en algo productivo para la juventud, para la comunidad en general”.

Sandra Rivera, joven de la comunidad parroquial del Sagrado Corazón —donde surgió este proyecto—, compartió su expectativa sobre el espacio comunitario: “Yo espero del Centro Comunitario que sea un espacio de integración de los jóvenes con sus familias. Y que de verdad ayude a los chicos que andan por la vida sin un proyecto personal a encontrar su camino y sean personas de bien. Deseo que estos talleres que se impartan sean de mucho beneficio a la comunidad y que se vea reflejado en el día a día, en el caminar de la comunidad en comunión con la Parroquia.”

Reafirmó el Padre Agustín: “Se debe empoderar a los laicos, quienes son como las venas que se nutren de la parroquia y llevan el impulso evangélico. Levántate y anda… no sé si México está dormido o si ya está despertando, hay que dejar de quejarnos y actuar, pensar siempre en grande. Con ese pensamiento queremos levantar este centro comunitario con el trabajo de los jóvenes asesorados por profesionales de la construcción, para que así se valore más este espacio; sólo falta poner la primera piedra y ese será el inicio de este gran proyecto que calcula beneficiar a 2 mil jóvenes y a sus familias, además de un grupo importante de adultos mayores con el deseo de trabajar, motivados desde el amor, la dignidad y la utopía”.

Si deseas contribuir con tus dones en este proyecto de la comunidad, dirígete a:

ESPACIO COMUNITARIO TALITA KUM, A.C. Calle Ignacio Comonfort y calle Felipe Ángeles, colonia Alfredo V. Bonfil, Naucalpan de Juárez, Estado de México, C.P. 53718. Tel. Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, Padre Agustín Reyes Martínez, 53 12 49 56.

*Artista visual y maestra del programa de Desarrollo de la inteligencia a través del arte y autora del texto y fotografías de este artículo.