Hacia la Jornada Mundial de la Juventud, Río 2013

Hacia la Jornada Mundial de la Juventud, Río 2013

La última Jornada Mundial de la Juventud fue del 16 al 21 de agosto de 2011, en Madrid, España, convocada por el Papa Benedicto XVI. Esta JMJ de Río 2013 fue convocada por el propio Benedicto XVI; el anuncio lo realizó el día 24 de agosto de 2011.

Un poco de historia de las JMJ

Sin lugar a dudas, las JMJ son un acontecimiento espectacular, herencia de Juan Pablo II. La primera JMJ, que fue a nivel diocesano, se realizó en Roma, en 1986. La idea surgió en Juan Pablo II después de los encuentros que tuvo con los jóvenes en 1984 y 1985. En 1984 fue celebrado en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el Encuentro Internacional de la Juventud, en ocasión del Año Santo de la Redención; ahí los jóvenes recibieron a la Cruz Peregrina. En el año 1985 el Santo Padre anunció la creación de la JMJ.

La Jornada Mundial de la Juventud da testimonio de una Iglesia viva y en constante renovación. Son ellos, los jóvenes, los protagonistas de este gran encuentro de fe, esperanza e unión.

Al primer encuentro en Roma en 1986, le siguió el de Buenos Aires (Argentina, 1987), luego Santiago de Compostela (España, 1989), Czestochowa (Polonia, 1991), Denver (Estados Unidos, 1993), Manila (Filipina, 1995), París (Francia, 1997), Roma (Italia, 2000), Toronto (Canadá, 2002), Colonia (Alemania, 2005), Sydney (Australia, 2008) y Madrid (España, 2011).

El entorno latinoamericano

La presencia del primer Papa latinoamericano en una JMJ, seguramente contribuirá a rejuvenecer y revitalizar el catolicismo, especialmente en Brasil, lugar del encuentro que además tiene el mayor número de católicos que abandonan la Iglesia y el mayor número de Iglesias cristianas o pentecostales que conviven con la Iglesia católica.

Para darnos una idea del potencial de la Iglesia brasileña, debemos atender a las cifras: Brasil cuenta con 123 millones de católicos sobre una población de 194 millones.

Por otro lado, la Iglesia latinoamericana es la Iglesia más potente a nivel mundial. Su vigor radica en las personas que habitamos este continente y que profesamos el cristianismo en la Iglesia católica.

En este continente hay enormes muestras de santidad desde tiempos remotos: Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres o San Felipe de Jesús, pero también de mártires más cercanos a nosotros, canonizados o no: el Padre Agustín Pro, Mons. Óscar Arnulfo Romero.

Pero también América Latina ha sido cuna de un tipo de teología más acorde a la vida de la Iglesia local. Sin renunciar a las bases de la fe, la teología de la liberación ha representado una fuente teológica muy importante en la región.

Con sus millones de jóvenes, que tienen nuevas formas de vida y nuevas necesidades, veremos qué postura tiene el Papa para acercarse a ellos y entenderlos.

Tras las manifestaciones callejeras en Brasil, las protestas de estudiantes de Chile, la resistencia de varios jóvenes en todo Latinoamérica, como en el caso del grupo “yo soy 132”, será interesante considerar el deseo de participación de estos jóvenes latinoamericanos.

Y por otro lado, dadas las grandes diferencias sociales y económicas existentes en nuestro continente, donde los niveles de pobreza y marginación son abrumadores, ver qué tan congruente es la Iglesia, en especial la jerarquía, en dos puntos que el Magisterio latinoamericano se ha pronunciado: la opción preferencial por los pobres y los jóvenes.

Gerardo Cruz González – IMDOSOC