Llaman a la reflexión tras visita del Papa Francisco a México.

Llaman a la reflexión tras visita del Papa Francisco a México.

845

El director del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana, Jorge Navarrete, aseguró que después de la visita del Papa Francisco, México no puede quedar igual y debe haber una reflexión de lo que se puede hacer distinto.

En el foro “Los medios y la academia ante el Papa Francisco en México”, organizado por la Universidad Intercontinental, recordó que previo a su viaje, el pontífice dijo en entrevista con Notimex que no venía como Rey Mago sino como peregrino y se llevaría algo del pueblo.

A consideración de Navarrete, “Francisco vino a llevarse algo y la verdad es que le quedamos a deber, nos dio mucho más de lo que nosotros le ofrecimos y no podemos quedar igual después de su visita”.

El directivo de la Universidad Intercontinental (UIC) planteó que ante cualquier acontecimiento, pero sobre todo al tratarse de una experiencia de la dimensión que tuvo la visita del pontífice, la pregunta es: ¿qué podemos hacer mejor o distinto?

De acuerdo con una encuesta del instituto, 95 por ciento de los mexicanos no participa en alguna organización social, ya sea asociación de medio ambiente, asistencia, caridad, grupo de vecinos o condóminos, de padres de familia, grupo de la Iglesia, entre otros, dijo.

“Una sociedad civil adolescente que no logra actuar en conjunto de manera sistemática y sostenida, lo que tiene implicaciones socio culturales y éticas, pues delega su libertad en otros, gobierno, autoridades, jerarquía esperando que las soluciones lleguen siempre de afuera, de arriba o por arte de magia”, agregó.

Sin embargo, acotó, después de la visita papal, es momento de reflexionar sobre el papel de los laicos “que como fiel reflejo de lo que sucede en nuestra sociedad estamos acostumbrados a esperar a quejarnos y no participar”.

“Él, como lo comentó desde un principio, vino a compartir la fe y a proponer un modelo de vida que es muy diferente al de la sociedad actual”, expuso el representante del organismo religioso.

Precisó que este modelo debe basarse en la persona humana, libre, responsable, social, que se conduele, toma partido por los pobres, es misericordioso y contrasta con los “dioses” hechos por el poder, tener, valer en sentido de utilidad, que se compran y se venden.

Navarrete Chimés aseveró que la Iglesia debe ser cercana a la sociedad, dejar los lugares cómodos, salir a las calles, viviendas y encontrarse con las personas que la sociedad excluye, tal y como lo pidió el Papa.

“Una Iglesia incluyente: más que pisar lugares hay que tocar cuerpos, y de entre éstos, a los que el Papa señaló como atención pastoral prioritaria: indígenas, víctimas de la violencia, migrantes y juventudes”, sostuvo.

En su oportunidad, Jorge Luis Ortiz, al presentar su ponencia “Entre anhelos y frustraciones. Francisco en México”, consideró que las expectativas de muchos mexicanos eran diferentes a lo que ocurrió en febrero pasado.

Indicó que para algunos la imagen desvirtuada, en muchos casos por los medios de comunicación y las redes sociales, era que viniera a México un Papa de izquierda, que viniera a dar “el segundo grito de Independencia” y que al final se sintieron traicionados.

El integrante de la Asociación Filosófica de México y catedrático de la UIC señaló que el Papa Francisco es una figura de continuidad en la Iglesia católica.

Añadió sin embargo que el actual pontífice se enfrentó a un escenario distinto respecto a sus antecesores, donde priva la inmediatez y saturación las redes sociales, los medios de comunicación e Internet.

“A estos cristianos mediáticos, se tuvo que enfrentar la visita del Papa Francisco desde su preparación, en su realización y a su hipótesis final”, sostuvo.

Notimex 16 de marzo 2016.