Queda poco tiempo para combatir el cambio climático: Sarukhán

Queda poco tiempo para combatir el cambio climático: Sarukhán

725

José Sarukhán Kermez, coordinador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y el Uso de la Biodiversidad (Conabio), llamó a tomar acciones urgentes frente al cambio climático global.

Dijo que ya existe suficiente conocimiento científico; falta mover a la humanidad con urgencia para frenar el deterioro ambiental porque el tiempo se agota.

En la presentación de la encíclica Laudato Si, del papa Francisco, organizada por el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana, en el auditorio del Centro Universitario Cultural, el ex rector de la UNAM expuso ante sacerdotes y religiosas católicos que para tomar acciones se debe entender que el hombre no es producto de un acto de creación divina y que por tanto no es dueño de la naturaleza, sino una especie biológica más que depende del equilibrio ecológico para sobrevivir.

Mientras no nos consideremos como tales, dijo, como especie biológica, e integrantes de una raza o religión o nación con responsabilidad hacia nuestros congéneres actuales y futuros, será muy difícil adoptar un verdadero sentido de responsabilidad hacia nuestro entorno ambiental y los demás miembros de nuestra especie.

Asimismo se pronunció porque en la discusión se considere la dimensión moral del tema. Muchos científicos, entre los que me incluyo, tenemos la esperanza de que el debate iniciado por Francisco introduzca una dimensión moral a la discusión sobre el cambio global ambiental, ya que la dimensión científica está claramente establecida.

En conferencia magistral hizo hincapié en que actualmente estamos rebasando la capacidad de la Tierra en aproximadamente 25 por ciento; estamos usando planeta y cuarto en capacidades de producción de productos, energía y alimentos y en la capacidad de absorber los residuos.

Alertó que el tiempo para actuar se acaba: sólo quedan unas pocas décadas, dijo, y apuntó que si los habitantes de la Tierra tuviéramos el mismo nivel de ingreso que los de Manhattan y Beverly Hills, con este tamaño de población tendríamos que usar tres planetas para poder abastecernos.

Confió en que la encíclica del Papa tenga efectos, sobre todo en los católicos y que éstos tomen una postura activa de defensa de la Tierra. Resaltó que el documento pontificio dio en clavo porque describe la destructora explotación de nuestro entorno y la necesidad de cambiar el modelo de consumo.

Asimismo, dijo, evidencia la inmisericorde ambición corporativa de beneficios económicos y una fe en que la tecnología resolverá todos los problemas, acompañados ambos por la connivencia de los políticos, capturados por los intereses económicos del corporativismo global.

Sarukhán lamentó que pese a las evidencias científicas de que un cambio climático está ocurriendo –fruto de la actividad humana– haya medios comprados y científicos que están pagados para generar ciencia falsa al respecto.

FUENTE: LA JORNADA