“Recordar a los jóvenes que una vida sin amor es árida” (SS...

“Recordar a los jóvenes que una vida sin amor es árida” (SS Francisco)

1060

Desde 2012, Israel Gonzalo Vilchis y un grupo de amigos decidieron dar servicio a niños del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, surgiendo así la asociación Iluminando con Amor, AC, cuya misión es crear experiencias generadoras de alegría y esperanza en niños, adolescentes y adultos que se encuentran en vulnerabilidad, sea por causa de salud, emocional o económica. Los miembros de esta asociación —siguiendo los lineamientos de casas hogar y hospitales— buscan generar momentos de grata convivencia para los beneficiados, a través de actividades lúdicas, didácticas y recreativas. Galardonada con el Premio UVM 2013, Iluminando con Amor cuenta con un grupo integrado por más de 50 voluntarios y 120 prestadores de servicio social de universidades (Iberoamericana, Panamericana, Anáhuac y UNAM). Su organización se da en pequeños grupos que asisten periódicamente a instituciones pediátricas y hospitales como el Instituto Nacional de Pediatría, Hospital Psiquiátrico Infantil “Dr. Juan N. Navarro”, Hospital General de México, Centro Médico Nacional Siglo XXI, Casa Cuna La Paz en la colonia Condesa, entre otros, llevando
actividades planeadas con profesionalismo. Brenda Ramírez Lezama, estudiante de Derecho de la UNAM y directora operativa de Iluminando con Amor, explicó: “La palabra ‘amor’ es parte del nombre institucional, porque sabemos que el amor que damos viene de Dios, Dios es amor, nuestro motor y fundamento cuando buscamos dar alegría a los pacientes y sus familias (…) La capacitación a nuestros voluntarios consta de cursos de Tanalogía, clown y manualidades, para realizar lo mejor posible nuestra misión desde el respeto al dolor que viven nuestros beneficiarios; buscamos mostrarnos cercanos a ellos y a su familia. También asistimos a casas cuna y a salas de espera de algunos hospitales donde repartimos gratuitamente café y galletas”.

Escuchamos la experiencia de trabajo filantrópico de Nieves, otra voluntaria en Iluminando con Amor: “Desde hace tres años que participo como voluntaria en el Hospital de Pediatría; la situación de sufrimiento en los niños hace que nuestros problemas se conviertan en nada. Me gusta venir a hacer manualidades con los niños, venimos con el material preparado y el deseo de convertir algunos momentos de su estancia en el hospital en diversión y alegría”. Arreglada con grandes lentes y moños de fantasía, Luz, joven estudiante y también voluntaria de esta asociación altruista, comentó: “Es una satisfacción grande hacer que sonrían los niños, sus familiares y personal del hospital; juntos hacemos el ambiente más amable. Así, el esfuerzo de venir desde lejos se aminora cuando acompañamos por unos momentos a los niños. Tenemos como recompensa el transformar en alegría la tristeza de quienes más sufren”. Los requisitos para los voluntarios de Iluminando con Amor son: ser mayor de 16 años, capacidad de servicio, examen psicométrico, llenar solicitud de datos, entrevista con directivos de la asociación, conocer y respetar los lineamientos de las instituciones que se visitan. Si deseas colaborar con esta tarea tan gratificante para los niños y beneficiados de Iluminando con Amor, puedes hacerlo donando material para manualidades o con donativos económicos para dar continuidad a esta tan necesaria misión que también inspiró al Dr. Patch Adams, recordando lo que decía: “El humor y el amor son componentes de una vida sana”.

ILUMINANDO CON AMOR, AC

Artículos similares