Servir a quien más lo necesita

Servir a quien más lo necesita

En 1961 el Cardenal Miguel Darío Miranda solicitó a los frailes agustinos dieran atención a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de los Hospitales. Iniciaron con un dispensario y bazar de ropa con el que se obtenían fondos para ayudar en las necesidades de pacientes hospitalizados en la colonia Doctores. La demanda del servicio se incrementó en este nivel impulsando la creación del Centro de Acompañamiento y Recuperación de Desarrollo Integral (CARDI), institución que nace oficialmente en el 2006 como asociación civil.

Dirigido por frailes agustinos, esta asociación ofrece acogida a los familiares de personas hospitalizadas en el Hospital General, Hospital Infantil Federico Gómez y Centro Médico de la Ciudad de México. El número actual de personas que transita en esta zona hospitalaria, es de 20 mil, con 3 mil 500 camas para hospitalización. CARDI asiste con un espacio donde los beneficiarios puedan tomar una ducha, descansar en el día, tomar alimentos, lavar su ropa, así como externar sus situaciones emocionales a través de terapias y orientación espiritual.

El director de CARDI, Fray Manuel Antonio Flores, comentó: “Algunos familiares de los pacientes vienen del interior del país y terminan estando semanas enteras, incluso meses y hasta años con su familiar hospitalizado, en estas situaciones llega el momento en que el presupuesto no les alcanza para el transporte, las medicinas y el hospedaje, es ahí donde CARDI busca dar apoyo a las familias”.

Reyna Pérez, beneficiada de esta asociación y originaria de Michoacán, asiste a CARDI debido a que su hijo está hospitalizado desde hace casi dos meses en el Hospital General, ella nos comentó: “No sabía qué hacer cuando vi que se alargó el tiempo de la enfermedad de mi hijo. Fue un gran alivio cuando supe que en este centro podía lavar mi ropa y bañarme. También una puede hablar para desahogar lo que siente. Además nos ayudan con medicinas a muy bajo costo”.

Por su parte, Eduardo Carballido López, coordinador de voluntarios, comentó: “CARDI cuenta actualmente con 120 voluntarios, 49 terapeutas y 5 tanatólogos. La gente en esta zona vive mucha miseria física y soledad. Trabajar en CARDI para mí ha sido vivir la forma de experimentar a Dios, de vivir mi fe al estar con los demás formando comunidad en el servicio a quien más necesita”.

Los voluntarios internos y externos reciben acompañamiento y capacitación, cursando el diplomado para voluntarios de logoterapia y tanatología. El requisito es ser mayor de edad, sin restricciones en cuanto al nivel de escolaridad o religión.

Dentro del programa “El pan que nos une” la panificadora Esperanza y CARDI donan todos los días pan y café a los familiares de pacientes que se encuentran en las salas de espera de los hospitales antes mencionados. Además, en coordinación con un restaurante cercano se dan boletos para comidas completas dando aproximadamente 900 comidas al mes para familiares de pacientes.

“Algunos familiares de enfermos han vendido su vaca, su terreno. Incluso los niños se quedan en casa y no van a la escuela para no generar gastos y dar prioridad a quien está hospitalizado. En estas circunstancias se observa la necesidad de descentralizar los servicios médicos, ubicándolos también en estados del interior de la República para evitar estas tragedias vividas por las familias más pobres” declaró Lupita Galindo, voluntaria de 82 años que colabora en CARDI y que escucha a los beneficiarios, además de distribuir los vales de comida ella transmite mucha fuerza a quienes laboran en esta institución. Lupita es reconocida por sus compañeros por poseer una especial sensibilidad y sabiduría para comprender a las personas.

CARDI gestiona la obtención de aparatos respiratorios, muletas, sillas de ruedas entre otros, sea como renta u obsequio del equipo médico y dependiendo de los recursos del centro de acogida. Esta asociación también busca ampliar los servicios de lavado de ropa, aunque se requieren lavadoras eléctricas para resolver la demanda de esta necesidad.

La atención que ofrece está abierta a toda persona, previa recomendación del servicio social hospitalario o presentando el pase de visita del familiar, en un horario de lunes a viernes de 9 a 14 hrs. y de 15 a 18 hrs., sábados de 9 a 15 hrs. y domingo de 12 a 15 hrs.

Tú también contribuye a que más personas puedan estar cerca de sus enfermos, comunícate a CARDI:

CENTRO DE ACOMPAÑAMIENTO Y RECUPERACIÓN DE DESARROLLO INTEGRAL A.C. -CARDI-
Dir. Fray Manuel Antonio F.
Dr. Lucio no. 244
Col. Doctores
Deleg. Cuauhtémoc
CP 06720, México, DF.
Tels. 57 61 48 45 / 57 61 60 65
centrocardi@yahoo.com.mx
Ana Alicia Ávila Ortega

Artículos similares