Sociedad civil y la Iglesia católica urgen a mejorar las condiciones que...

Sociedad civil y la Iglesia católica urgen a mejorar las condiciones que viven migrantes en México.

578

Sociedad civil y la Iglesia católica urgen a mejorar las condiciones que viven migrantes en México.

Ante la preocupación de la crisis migratoria en nuestro país, el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC) realizó el Foro: La migración, tres miradas desde la iglesia y la sociedad civil, donde se presentaron dos informes muy completos sobre las situaciones que viven a diario las personas que deciden migrar a México por distintas circunstancias.

Con la presencia de Patricia Zamudio Grave, presidenta del Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración (INM) se dio a conocer el informe “Personas en detención migratoria en México” en el cual se muestra el monitoreo a estaciones migratorias y estancias provisionales del INM durante 2016, donde se encontró que en la mayoría de los casos existe la violación de los derechos de los migrantes debido a que las personas detenidas desconocen sus derechos y no tienen conocimiento de los procedimientos, posibilidades y alternativas con las que cuenta; además de ser detenidos en situaciones deplorables.

Zamudio Grave, lamentó que los operativos hacia los migrantes sean redadas donde no se respeta ninguna de las leyes en la materia. Para la realización de este estudio se visitaron 17 centros de detención, se revisaron más de 150 expedientes, libros de incidencia y otros registros; se entrevistaron autoridades y personal, con un toral de 122 entrevistas.

En el mismo tenor se presentó el informe de la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (REDOREM) por parte del padre Arturo González, SJ, Director del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) y del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM). Este documento que es la recopilación de información de 23 instituciones que trabajan con migrantes en México, muestra datos alarmantes ya que afirman que el 74% de los migrantes han sido victimas de algún delito durante su trayecto siendo Chiapas, Oaxaca y Veracruz los estados donde sufren más vejaciones.

Durante el 2016 se tiene el dato que estas casas, albergues, comedores o estancias, recibieron a 34, 234 personas. El padre González lamentó la ausencia del gobierno mexicano para responder a necesidades básicas de la población migrante en México y aseguró que es la sociedad civil la que ha asumido labores de ayuda humanitaria, asistencia jurídica, médica, psicosocial y de acompañamiento.

“La política migratoria en México cada vez es más violenta, que atenta de manera sistemática contra los derechos humanos de las personas migrantes y refugiados. Todo va de la mano de la crisis de derechos humanos que existe en México… Una política migratoria de desprecio e indiferencia por el sufrimiento de las personas migrantes y refugiadas, ¿no será que en la práctica el Estado Mexicano comparte la misma política del presidente Trump? ” señaló.

Finalmente Fr. Robert Stark, SSS. Coordinador regional de la sección de migrantes y refugiados del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral de El Vaticano, adelantó que este tema es muy importante para el Papa Francisco por lo que en agosto pasado escribió un mensaje para la Jornada Mundial del migrante y del refugiado 2018 que se celebrará el 14 de enero del próximo año y donde propone cuatro verbos para mejorar la situación de migrantes, refugiados y víctimas de la trata de personas: Acoger, Proteger, Promover e Integrar.

Fr. Robert Stark, también presentó un documento titulado “Hacia los pactos globales sobre migrantes y refugiados 2018” donde el Dicasterio de El Vaticano consultó a 40 instituciones y representantes de todos los países sobre este tema y se proponen 20 puntos para mejorar la situación de migrantes y refugiados en el mundo:

  1. Se debe evitar la expulsión colectiva o arbitraria de migrantes y refugiados.
  2. Deben multiplicarse las vías jurídicas para la migración o la reubicación segura y voluntaria.
  3. El valor de la seguridad de cada persona, arraigado en un profundo respeto por los derechos inalienables de los migrantes, lo solicitantes de asilo y los refugiados, debe estar correctamente equilibrado con las preocupaciones de seguridad nacional.
  4. Los migrantes deben estar protegidos por sus países de origen.
  5. Los inmigrantes deben ser protegidos por sus países de llegada, a fin de prevenir la explotación, el trabajo forzoso y la trata de personas.
  6. Los migrantes, los solicitantes de asilo y los refugiados deben estar facultados para aprovechar sus habilidades y competencias para mejorar su propio bienestar y la prosperidad de sus comunidades.
  7. La vulnerabilidad de los menores no acompañados y de los menores separados de sus familias debe abordarse de conformidad con la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.
  8. Todos los migrantes menores de edad deben ser protegidos de conformidad con la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño. Registro obligatorio de todos los nacimientos y garantizando que no sean irregulares y cuando lleguen a edad adulta puedan seguir con su educación.
  9. Debe garantizarse el acceso a la educación de todos los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados menores de edad.
  10. Respetar el derecho a la salud, otorgándoles el acceso a seguridad social.
  11. Los migrantes nunca deben ser apátridas, siempre deben tener derecho a la nacionalidad.
  12. Garantizar la igualdad de acceso a la enseñanza superior, los cursos de especialización, los aprendizajes y las pasantías, validando las cualificaciones obtenidas en otros lugares.
  13. Inclusión social y profesional, reconociendo su libertad de movimiento y su derecho a elegir dónde vivir, facilitando la información en sus lenguas de origen; y su derecho al trabajo.
  14. La integridad y el bienestar de la familia siempre deben ser protegidos y promovidos, independientemente de su condición jurídica.
  15. Deben ser tratados igual que los ciudadanos con las mismas condiciones.
  16. Se deben aumentar los fondos para el desarrollo internacional y el apoyo humanitario, enviados a los países que reciben una afluencia significativa de refugiados y migrantes que huyen de un conflicto armado, para que puedan satisfacerse las necesidades de las poblaciones.
  17. Debe garantizarse el derecho a la libertad religiosa -en términos tanto de creencias como de prácticas-.
  18. Se debe promover la integración, como un proceso bidireccional que reconoce y valora las riquezas de ambas culturas.
  19. Debe promoverse una narrativa positiva de solidaridad hacia los migrantes, los solicitantes de asilo y los refugiados.
  20. Aquellos que se ven forzados a huir de crisis humanitarias y posteriormente son evacuados o inscritos en programas de repatriación asistida deben tener condiciones adecuadas para la reintegración en sus países de origen. 

Además adelantó que el próximo 27 de septiembre el Papa Francisco lanzará una campaña mundial “Acompañar el viaje” donde se pondrá énfasis en los 20 puntos señalados y sobre todo se insistirá en presionar a los funcionarios responsables de las negociaciones hacia los Pactos Globales y presentarles esta información para mejorar las políticas migratorias y de refugiados en el mundo.

Durante este foro se contó con la asistencia de Mons. Kevin Randall, representante del Nuncio Apostólico en México, Franco Coppola que se encuentra tratando este mismo tema en la reunión de obispos de la frontera México-Estados Unidos.

Los informes y el video del evento pueden encontrarlos en www.imdosoc.org/web/foromigracion/

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Enviar una respuesta