¿Dónde están los pobres?

La pobreza en México afecta al 44% de la población, son 55.654,225 personas. Seres

humanos, hombres y mujeres, desde la niñez hasta la edad más avanzada, personas que

padecen una situación de carencias que limita sus libertades, conculca sus derechos y

amenaza su vida de muchas maneras.


La pobreza en la perspectiva socioeconómica usada en el análisis de la realidad es una

condición negativa. Es una afrenta a la dignidad humana y por ende un pecado social que

puede y debe ser enfrentado como lo enseña el magisterio social de la Iglesia.


La pobreza “clama al cielo” y debe interpelar la conciencia de todas las personas, incluidas

por supuesto quienes la padecen, pero también el conjunto de la sociedad mexicana. Es

además una realidad inaceptable pues puede ser transformada y erradicada, al menos en

sus aspectos más nocivos y agudos.


Para actuar frente a la pobreza, hay que entenderla y el primer paso es dimensionarla y

ubicarla geográficamente (en territorio) y socialmente (en su concreción humana:

hombres y mujeres, niñas, niños, jóvenes, personas adultas y personas adultas mayores).



Los datos estadísticos no deben ser vistos como “fríos números”. Detrás de ellos están las esperanzas y sufrimientos de millones de personas que nos invitan a actuar. Conocer los

datos es indispensable para empezar a comprender las causas y los efectos, y sobre todo,

para actuar frente a ellas.


En México contamos con muy buenos datos. Tenemos una institución del Estado, prevista

en la Constitución con ese mandato (se llama Coneval). Y contamos con buenos datos

estadísticos para su trabajo, gracias a otra institución del Estado también prevista en

nuestra Constitución (Inegi).


Desde Acción Ciudadana Frente a la Pobreza nos empeñamos en usar los datos para

despertar conciencias, activar voluntades y promover cambios a todas las escalas, muy

especialmente en la escala macro de las instituciones y políticas públicas; en el “sistema”

que produce esta realidad lacerante.

En esta entrega comparto los datos básicos:

1. La pobreza está en todo el país. En el norte, en el centro y en el sur. En las grandes

ciudades, en los pequeños pueblos y en las localidades rurales aisladas. No hay un

territorio en nuestra geografía que esté “libre de pobreza”. Triste realidad.

2. Por tipo de territorio, la mayor cantidad, el 70% de las personas en pobreza viven

en localidades urbanas (39 millones de personas). Y 30% viven en localidades

rurales (16.6 millones de personas).

3. Los estados con mayor cantidad de personas en pobreza son: Estado de México

(8.3 millones, el 15% del total de la pobreza en el país); Veracruz (4.7 millones);

Chiapas (4.2 millones), Puebla (4.1 millones), CD MX (3 millones) y Guanajuato (2.6

millones). En estos 5 estados se concentra la mitad de la pobreza del país (49%)

4. Los estados con mayor incidencia de pobreza, es decir, la proporción de la

población que es pobre es mayor, son Chiapas (75%, o ¾ de su población);

Guerrero (66%, o 2/3 de su población); Puebla (62%); Oaxaca (62%); Tlaxcala

(59%); Veracruz (59%), es decir 6 de cada 10 en estos cuatro estados.

5. Por condición étnica, la mayor parte de los indígenas son pobres (73%), casi ¾

partes de las personas indígenas viven en pobreza. Son 8.5 millones de personas.


Por ahora basten esos datos. Información hay suficiente. No hay recetas mágicas ni

caminos fáciles o atajos rápidos. Pero sí hay salida. Debe construirse mediante el diálogo y

considerando los datos y la evidencia.


Comparto dos tablas con los datos básicos para las 32 entidades del país. En diciembre de

este año (2021), Coneval dará a conocer los datos por municipio. Esto permitirá análisis

territoriales más finos. Les invito a conocer las propuestas de Acción Ciudadana Frente a la

Pobreza comentada en el blog anterior (Fórmula México sin Pobreza) y disponible en

nuestro sitio web.



92 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo