top of page
  • Foto del escritorIMDOSOC

Los pasos que darán ahora

Actualizado: 1 nov 2022

Por Adriana Gómez Chico Spamer


23 de septiembre de 2022, 9:00 a.m., Asís, Umbría, Italia. Alrededor de mil jóvenes provenientes de distintas partes del mundo, recorren en pequeños grupos las calles del lugar. Como parte del evento global de Economía de Francisco, se les invitó a ir un rato tras los pasos de Francisco, a encontrarse con él cara a cara. Algunos jóvenes eligen ir a la Basílica de San Francisco; otros, a la Porciúncula en Santa María de los Ángeles o a Santa Clara o al Santuario de la Expoliación o a la Iglesia Nueva. Algunos se detienen en un solo sitio; otros, quieren visitar en este rato tantos lugares como sea posible. Algunos pasan más tiempo en la calle, en camino, que en los sitios mismos y es ahí donde se da el encuentro.


En realidad, estas mujeres y estos hombres jóvenes llevan tiempo siguiendo los pasos de Francisco. No empezaron en esos días en Asís. El evento de Economía de Francisco que se llevó a cabo del 22 al 24 de septiembre, fue un espacio significativo y decisivo, en el marco de un proceso que dio inicio en mayo de 2019 con la carta invitación del Papa Francisco.


El primer encuentro de Economía de Francisco, estaba previsto para marzo de 2020, pero la pandemia obligó a cancelarlo. A partir de ese momento, los jóvenes empezaron a interactuar de manera virtual. Así, dieron vida a cada una de las 12 villas: 1) agricultura y justicia 2) negocios y paz 3) energía y pobreza 4) CO2 de la desigualdad 5) negocios en transición 6) management y don 7) mujeres en la economía 8) finanzas y humanidad 9) trabajo y cuidado 10) políticas públicas y felicidad 11) vocación y ganancia 12) vida y estilo de vida. En cada una de ellas, dieron vida a intercambios, preguntas, respuestas, proyectos, propuestas, celebraciones, etc. También dieron vida a la Escuela de Economía de Francisco, la Academia de Economía de Francisco, los hubs nacionales y regionales; compartieron espacios sobre emprendimiento y participaron en 2 eventos globales virtuales en noviembre de 2020 y octubre de 2021. Todo aquello fue ir ya tras los pasos, a veces más largos y a veces más cortos, a veces más ligeros y a veces más hondos, de Francisco.

En la tarde del 21 de septiembre, el Teatro Lírico de Asís empezó a llenarse de vida. Muchos jóvenes que no se habían visto nunca en persona se reconocían a la distancia, se llamaban, se acercaban, se abrazaban. Y esto que podría parecer secundario, fue en realidad el punto de partida imprescindible, pues el Papa los invitó precisamente a estar juntos, a conocerse para poder soñar, construir y hacer un pacto con el fin de cambiar la economía. Llevaban tiempo de estar juntos, sin estarlo. En la tarde del 21 de septiembre, se encontraron por fin.


El evento dio inicio en la mañana del 22 de septiembre con una sesión plenaria. La economía se entrelazó con el arte para dar la bienvenida. Desde el inicio, se hizo mención de los jóvenes de varios países de África y Asia que tenían planeado ir a Asís y que al final no pudieron estar ahí debido a problemas de visado por, según dijeron las autoridades, no haber razones suficientes para pensar que volverían a sus países. Así se hizo visible una de las heridas de nuestro tiempo. En un mundo en el que en algunos aspectos se desdibujan las fronteras, en otros se siguen marcando con fuerza. Seguir los pasos de Francisco significa cruzar y romper fronteras.


“Centinela, ¿cuánto queda de la noche?... Vendrá la mañana y también la noche.” (Is 21, 11-12) Haciendo eco al profeta, algunos jóvenes presentaron, en sus propias lenguas, varias luces y sombras de nuestro tiempo. Tomando la imagen de Economía de Francisco como puente, se presentaron algunos proyectos ya sea surgidos en el marco de Economía de Francisco o que ya estaban en marcha, pero coinciden en la búsqueda de una economía incluyente, justa y sostenible.


La sesión plenaria terminó con la presencia de los embajadores de Economía de Francisco: Gael Giraud, Vandana Shiva, Stefano Zamagni, Helen Alford, Vilson Groh, Leonardo Becchetti y Kate Raworth, quienes junto con algunos jóvenes dialogaron en torno a preguntas sobre las expectativas del evento y el futuro de Economía de Francisco. Algunas de las ideas compartidas fueron la necesidad de plantear nuevas preguntas y encontrar nuevas respuestas; de estar preparados para las conversaciones difíciles con otros economistas que no comparten la visión de Economía de Francisco, así como de actuar al mismo tiempo con urgencia y con visión de futuro. Eso también es seguir los pasos de Francisco.


Por la tarde, el evento continuó en el espacio llamado hogar, donde se llevaron a cabo muchas sesiones paralelas: talleres, presentaciones de proyectos y de libros, entrevistas, diálogos en el pasillo, etc. Fue un espacio de tejido de redes de personas, instituciones, saberes y recursos. Los pasos de Francisco que llevan al encuentro. Los mexicanos compartimos un vistazo a nuestra realidad por medio de un juego de lotería en el que se presentaban proyectos que dan esperanza, problemáticas que se viven y una parte del recorrido de Economía de Francisco México. Algunos de los hubs, entre ellos el de México, se reunieron para conocerse, fortalecerse, integrarse y pensar a futuro.


La jornada cerró con una obra de teatro, presentada por el Instituto Seráfico que atiende a niños, jóvenes y jóvenes adultos con dispcapacidad. Fue una muestra palpable de inclusión, creatividad y belleza, invitando a soñar un futuro posible.


La mañana del día 23, después de los recorridos hechos por Asís, los participantes se reunieron por villas en distintos lugares emblemáticos. Solo por narrar un ejemplo, la villa de vocación y ganancia se reunión en el Santuario de la Expoliación. En el salón principal, resalta una pintura que representa el momento en que San Francisco se despoja de sus vestiduras. En una esquina, está representado su padre. Podríamos pensar, señaló a los jóvenes Mons. Domenico Sorrentino, obispo de Asís, que Francisco representa la vocación y su padre la ganancia. Sin embargo, en San Francisco se encuentran ambas.


Tibaut, un joven de Burkina Faso, expresó que en su país hablar de la tensión entre vocación y ganancia es un lujo; de lo que se habla es de superviviencia. Los pasos de Francisco nos llevan también a cuestionar nuestra comprensión de las cosas, a acoger otras realidades y, desde ahí, reconstruir.


El segundo día del evento terminó con conferencias y talleres que se llevaron a cabo paralelamente sobre diversos temas relevantes y en distintos sitios. Caminar con Francisco implica también caminar juntos desde la diversidad de intereses, perspectivas y formas.


El día 24, fue el Papa Francisco quien siguió los pasos de Francisco para encontrarse con los jóvenes. En su mensaje, dijo que la Economía de Francisco ha despertado algo que ya tenían los jóvenes, colocándolo dentro de un horizonte más amplio. Recordó la necesidad de retomar la actividad económica desde las raíces humanas: una economía amiga de la tierra y de la paz. Invitó al buen vivir que los pueblos indígenas nos enseñan a tener en relación con la tierra. Dijo a los jóvenes que no son solamente el “no todavía”, sino el “ya”, el presente y los llamó a cuestionar el modelo de desarrollo, recordándoles que requerirán coraje y algo de heroísmo. Cerró su mensaje, que deberíamos leer íntegro, con lo que llamó tres indicaciones de camino: 1) Mirar al mundo y mejorar la economía desde la perspectiva de las víctimas y los descartados, así como evitar producir descartes. 2) Crear trabajo, buen trabajo y para todos. 3) Realizar obras concretas, particulares, aunque sean limitadas. En síntesis, invitó nuevamente a dar pasos como los de Francisco.


Después del mensaje, los participantes firmaron un pacto con el Papa por una economía que cree riqueza para todos, que engendre alegría y no sólo riqueza; una economía que no es una utopía porque ya se está construyendo.


El evento cerró con otra serie de sesiones paralelas. Entre ellas, una reunión latinoamericana de Economía de Francisco, una sesión de What a dilemma que presenta una metodología de escucha y retroalimentación en torno a dilemas de la vida cotidiana y un taller sobre el buen vivir desde distintos lugares de América Latina y África. Distintas experiencias dando un poco de luz al camino para poder dar los siguientes pasos.




Es imposible sintetizar lo sucedido durante esos tres días en pocos párrafos. Más aún tratándose de una experiencia que remueve a las personas, que cuestiona, que cambia las miradas, que permite entretejer redes, que fortalece. Sin duda fueron unos días para seguir de cerca los pasos de Francisco. Sin embargo, no son los pasos dados esos días por aquellas calles los más relevantes, sino los pasos que aquellos y otros jóvenes, o menos jóvenes, darán ahora, saliendo de Asís para reconstruir la economía desde tantos rincones del mundo.


Los siguientes pasos ya comenzaron, así la Red Latinoamericana de Economía de Francisco nos invita a formar parte del "2º Congreso Internacional de Economía de Francisco en América Latina y el Caribe"

El objetivo del Congreso es promover un espacio para la reflexión en torno a los paradigmas económicos alternos al sistema actual en sintonía con movimientos sociales y experiencias territoriales, en el contexto de la crisis climática y socio-económica contemporánea.


Próximo 10 y 11 de noviembre. La sede será en CIIESS-IBERO Ciudad de México


Inscríbete aquí y no faltes:



135 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page