• Seminario Paulo Freire

Rapidación versus educación

Actualizado: abr 29


“Reconstruir el Pacto Global Educativo”: es el tema del evento mundial, que se llevó a cabo el 15 de octubre 2020, promovido en septiembre de 2019 por el Papa Francisco con el objetivo de “reavivar el compromiso por y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e incluyente, capaz de la escucha paciente, del diálogo constructivo y de la mutua comprensión”.


La renovada invitación del Papa es a que se dialogue sobre el modo “en que estamos construyendo el futuro del planeta” conscientes de que “cada cambio requiere un camino educativo que haga madurar una nueva solidaridad universal y una sociedad más acogedora”.


Los blogs del Seminario Paulo Freire nos iluminan para descubrir hacia dónde podría ir un cambio en el camino educativo que responda a la invitación del Papa y sea posible poner en práctica una nueva manera de educarnos.


“Hoy más que nunca, recuerda el Papa, es necesario unir los esfuerzos por una alianza educativa amplia para formar personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y contraposiciones y reconstruir el tejido de las relaciones por una humanidad más fraterna”.


El Papa Francisco constata que el mundo actual está “en continua transformación y se encuentra atravesado por múltiples crisis”. Un “cambio de época”, en la que la educación afronta la «rapidación» “que encarcela la existencia en el vórtice de la velocidad tecnológica y digital, cambiando continuamente los puntos de referencia”. Y en este contexto, continúa el Papa citando la encíclica Laudato si', “la identidad misma pierde consistencia y la estructura psicológica se desintegra ante una mutación incesante que contrasta la natural lentitud de la evolución biológica”.


Los invitamos a leer el artículo del Dr. Javier Sierra “Aprender a enseñar”, que nos abre la mente para compender que “la influencia de la tecnología en el mundo actual ha generado en los estudiantes nuevas formas de ver el mundo y nuevas necesidades educativas. Y que es necesario hacer una revisión profunda del significado de la práctica docente y actualizar el concepto de enseñar”.


No debemos quedar como simples observadores ante lo que está pasando. Todos somos actores en el proceso educativo y es nuestra responsabilidad hacer, desde nuestra “trinchera” lo necesario para mejorar la sociedad de la cual formamos parte.


¡Hasta la próxima!