top of page
  • Foto del escritorIMDOSOC

Desmond Tutu. Cuando se lastima a un ser humano se lastima a todos.

El jueves 18 de mayo se presentó en el auditorio del Imdosoc el libro Desmond Tutu: una mirada desde el Pensamiento social cristiano. Este libro, fruto de la colaboración entre el Imdosoc y la Iglesia Anglicana, presenta el legado del Arzobispo en su lucha por la paz, la justicia y la reconciliación racial en Sudáfrica.


La Rvdma. Sally Sue, obispa de la Iglesia Anglicana, nos recuerda que en 1994 Desmond Tutu fue elegido miembro de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación. En su lucha contra el apartheid y como abogado por la justicia social fue reconocido a nivel mundial como líder moral. Para él liderar es un acto de generosidad, no es hacer tu propio camino ni engrandecer tu figura, sino que el liderazgo es para servir.


Por ello, una de sus principales preocupaciones era que la Iglesia ha permanecido inmóvil por no hacer demasiado ruido, cuando la Iglesia debe ser profética y tener como meta la justicia social con los pobres y oprimidos. Así cobra fuerza el principio del ubuntu, yo soy porque tu eres, en la relación humana nos reconocemos. Su lucha por los derechos humanos y contra la discriminación en sus esfuerzos por solucionar y poner fin al apartheid le valió ganar el premio nobel de la paz en 1984.


La sencillez y empatía del obispo sudafricano, comentó la Muy Reverenda Belina Carranza, le llevó a reconocer y denunciar que cuando se lastima a un ser humano se lastima a todos, lo que se le hace a un ser humano se le hace a todos. Un cercano, alguien compasivo como Desmond Tutu, no permaneció en el ser víctima de lo que le hicieron, en el dolor de lo vivido, sino que siempre se dignifica y dignifica a los demás sin revictimizar. El obispo fue un cercano que vivió el método ver, juzgar y actuar ya que, como él mismo decía, quien toma el lugar del silencio toma el lugar del opresor.


El Mtro Miguel Álvarez presentó a Desmond Tutu en tres claves: siempre fue pastor pues al acompañar sabía en qué momento debía generar iniciativas para el cambio. Siempre fue profeta y todo lo que propició lo hizo en colectivo con acciones marcadas por la esperanza. Ante el dolor por el apartheid inició un proceso con puentes internacionales para despertar un fenómeno de paz y reconciliación que cambió la vida del pueblo sudafricano. Siempre fue un obispo que entendió que lo acontecido en la vida local es la base para generar articulaciones mayores con organizaciones y gobiernos.


La conversación concluyó presentando los pasos para un proceso de reconciliación, propuestos a partir del pensamiento y acción de Desmond Tutu, para quien el perdón es aprender a ser reconciliador.


Esto sucede en un camino cuádruple:

  • Aprender a nombrar, identificar, la ofensa.

  • Platicar lo que se ha vivido, desde el corazón con alguien de confianza.

  • Iniciar el proceso del perdón, desde el amor a uno mismo y la creación en el encuentro con el otro que es tan frágil como yo.

  • La reconciliación, que implica perdonar sin olvidar la ofensa.

No hay nada que no se pueda perdonar pero sí hay cosas que no se pueden reconciliar. Y cuando hay algo que no se puede reconciliar es mejor terminar la relación, pero terminarla en amor porque así me dejo de hacer daño yo y te dejo de hacer daño a ti.


Para seguir profundizando te invitamos a ver el video completo.👇🏼


Si estás interesado en adquirir el libro puedes hacerlo en Librería Imdosoc o por Amazon.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page