La fórmula México sin Pobreza


El aumento de la pobreza en México presentado en el más reciente reporte de Coneval es una mala noticia para el país y sobre todo para 67 millones de personas que carecen de lo más básico para vivir.


Lo peor, es que una de cada seis personas pasa hambre, pues 22 millones carecen de ingreso suficiente para la canasta de alimentos. Y peor aún, menos de 30 millones de personas, ni siquiera la cuarta parte de la población, supera los umbrales mínimos de bienestar.


El incremento y la magnitud de la pobreza en México tienen una misma raíz: el sistema laboral. Para muchas personas el trabajo se convierte en fábrica de pobreza.


El trabajo digno, con remuneración suficiente y plenos derechos laborales es un derecho humano. Pero actualmente, solo 9 millones de personas tienen condiciones mínimas decentes de trabajo.



En contraste, hay casi 25 millones de personas en edad y condición para trabajar, que están excluidas. Y hay más de 35 millones que tienen trabajo, pero en condiciones precarias, sin ingreso suficiente, sin seguridad social. (Ver Semáforo de Trabajo Digno Nacional – y para 32 estados y 4 regiones)



Estas condiciones de exclusión y trabajo precario determinan las dos carencias que resaltan en las mediciones de la pobreza: carencia de ingreso insuficiente para la canasta básica y carencia de salud y seguridad social.


La fórmula frente a la pobreza tiene entonces dos ingredientes indispensables: (i) Trabajo digno, es decir, con ingreso suficiente y plenos derechos laborales, y (ii) sistema de salud y protección social con cobertura universal, no condicionado, desvinculado de las prestaciones laborales.


Desde la sociedad civil, con un ánimo propositivo y constructivo, invitamos a sumar y acordar, para construir en unidad un futuro distinto: México sin pobreza. La pobreza es un “problema país” y se debe enfrentar con la colaboración de todas las partes.

Un paso indispensable es superar la distorsión que confunde el problema, identificando la salida de la pobreza con programas sociales. Ningún programa social puede sustituir al trabajo como la puerta de salida sostenible frente a la pobreza.


Urge construir acuerdos plurales y trazar rutas de solución con enfoque de derechos e inclusión, especialmente en este tiempo de pandemia.

Exhortamos a quienes tienen responsabilidad en la toma de decisiones, a sumar esfuerzos, a construir unidad en torno a este propósito que va más allá de colores partidistas o intereses de grupo.


Es urgente y posible lograr acuerdos sustantivos y efectivos mediante el diálogo constructivo.

Pedimos al gobierno federal, a los gobiernos locales y a los poderes legislativos que convoquen a un diálogo social con este propósito.


Por nuestra parte, proponemos dos objetivos que sabemos pueden ser compartidos por todas las fuerzas políticas y por la mayoría de los actores económicos y sociales:


1) Reordenar el deteriorado sistema laboral para garantizar derechos laborales a quienes trabajan y para crear más trabajos dignos, y

2) Construir un sistema de protección social universal, que inicie con la cobertura universal de salud, desvinculado de las prestaciones laborales.


Invitamos a ver la conferencia de prensa donde presentamos el pronunciamiento en https://www.youtube.com/watch?v=2AqrUgt9K3w


Invitamos también a consultar o descargar el comunicado con el análisis y las propuestas de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza ante los nuevos datos de ingresos, carencias y pobreza de Inegi y Coneval, en nuestro sitio: https://frentealapobreza.mx/doc29/


Y para quienes quieran entender que está pasando con el ingreso laboral, les compartimos este breve video didáctico que analiza los datos del INEGI y los explica de manera amena, en nuestro canal YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=BV0iHNH66w4&t=7s


Rogelio Gómez Hermosillo

Coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza



55 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo