¿Qué debo hacer?

El papa Francisco en el Angelus del primer domingo de Adviento de 2018 y en el de 2021 nos pidió: primero, que respondiéramos a la pregunta: “¿Qué debemos hacer? Detengámonos un momento en esta pregunta”.


Esta pregunta, que no surge “del sentido del deber”, sino que “es el corazón tocado por el Señor, es el entusiasmo por su venida lo que nos lleva a decir: ¿qué debemos hacer?. Juan dice: ‘El Señor está cerca’ - ¿Qué debemos hacer?’”.


Pero Dios eleva esta pregunta al más alto nivel: ¿qué hacer con nuestra vida? ¿A qué estamos llamados?”.



La vida tiene una tarea para nosotros. La vida no carece de sentido, no se deja al azar. ¡No! Es un regalo que el Señor nos da al decirnos: ¡descubre quién eres y trabaja duro para hacer realidad el sueño que es tu vida!”. Hemos escogido el sueño de ser docentes, ¡vaya compromiso adquirido! Pues trabajemos para lograr ser los mejores ya que creemos que en la educación está el cambio. Y hoy es urgente un verdadero cambio social iluminado por el Evangelio.


Segundo, que nos animemos y alzemos la cabeza, porque precisamente en los momentos en que todo parece acabado, el Señor viene a salvarnos; esperarlo con alegría incluso en medio de las tribulaciones, en las crisis de la vida y en los dramas de la historia. Esperar al Señor. Pero, ¿cómo levantar la cabeza, cómo no dejarse absorber por las dificultades, los sufrimientos y las derrotas? ¿Cómo saber qué hacer con nuestra vida?


Algo que no es admisible separar es nuestra fe del conocimiento que hemos ido adquiriendo a lo largo de este año con las aportaciones del Dr. Fco. Javier Sierra sobre la “Educación 4.0” que en esta ocasión nos lleva a un tema que nos acerca a tener herramientas para responder a las preguntas mencionadas, “El pensamiento y la mente” en: https://alexandria21.digital/misdocumentos/boletines/2021-1125.pdf. Leámoslo con atención iluminados por el Espíritu de Dios para poder responder ¿qué debemos hacer?


El Papa subrayó y nos pidió que no olvidemos que “cada uno de nosotros es una misión que cumplir. Entonces, no tengamos miedo de preguntarle al Señor: ¿qué debo hacer?”. Y la Virgen María, quien es nuestra madre, nos ayude a abrir nuestro corazón a Dios al Dios-que-viene, para que Él inunde de alegría toda nuestra vida.


Tomemos decisiones, hagamos cosas nuevas, modifiquemos nuestro entorno, seamos críticos y trabajemos por una educación liberadora, como nos lo plantea el Pacto Educativo Global.



¡Navidad eres tú cuando iluminas con tu vida el camino de la bondad, la paciencia, la alegría y la generosidad!


Papa Francisco


¡Hasta la próxima!

32 visualizaciones1 comentario