• EoF México

De Francisco a Francisco


Iniciar procesos. Ésta es una de las peticiones que el Papa Francisco ha venido haciendo a todos aquellos que quieren mejorar el mundo, pero que en particular resaltó en su mensaje de cierre durante el evento de apertura de tres días, en noviembre pasado en Asís, de este gran proyecto que conocemos como Economía de Francisco.


Sin lugar a dudas, éste es un desafío retador, no sólo a nivel global, sino también personal. Es un desafío que interpela, que toca el corazón porque invita a tener paciencia, pero no cualquiera, sino una sana paciencia alimentada por la acción y la esperanza. Por ello, el Papa Francisco pide a los jóvenes que han respondido a esta llamada a vivir la Economía de Francisco como "vocación, cultura y pacto".


Como "vocación", el Papa pide a los jóvenes incidir en sus realidades, ahí donde "se gesta el presente y el futuro". A propósito de este punto, durante el evento de Asís se nos invitó a reflexionar sobre la vocación de san Francisco de Asís. Él, siendo hijo de un comerciante, no padecía de carencias materiales, pero al hacerse sensible de la realidad que lo circundaba, de mucha gente que sufría de gran miseria, decidió despojarse de lo que tenía y acogió a los pobres haciéndose pobre él también.


Por otra parte, el pontífice hace hincapié en la necesidad de gestar una nueva cultura económica, y para ello es importante que existan liderazgos comunitarios que estimulen la expresión de "miradas distintas" para buscar soluciones, y no una "única lógica dominante". Se requiere una "cultura del encuentro" y no del descarte, un corazón abierto. A propósito de la dinámica de cultura del encuentro, un pasaje impactante de la vida de san Francisco sobre el cual reflexionamos en noviembre pasado fue el del beso al leproso. En tiempos de san Francisco, los leprosos eran marginados, y por ello sorprende no sólo el encuentro, sino el gesto tan personal del beso, no únicamente durante su vida, sino también posteriormente, cuando los pasajes más importantes de su biografía fueron retratados en la Basílica que hoy lleva su nombre, y este importante suceso no fue incluido.


Por último, el Papa nos invita a comprometernos en un pacto en el que asumamos el riesgo de proponer esquemas diferentes, plantear modelos económicos que apunten hacia un desarrollo humano integral, pensados no sólo para los pobres, sino también con los pobres. Con relación a esto, sabemos que después de su acto de expoliación, cuando se deprendió de toda su ropa como gesto de desapego a los bienes materiales y entrega a los demás, los seguidores de san Francisco fundaron los Montes de Piedad, que daban préstamos a las personas pobres y les permitían salir adelante, lo que era contrastante, pues los bancos prestaban dinero más bien a la gente adinerada.


La Economía de Francisco es vigente y dinámica. Para muestra está todo este diálogo profundo y continuo entre el santo de Asís y el papa argentino. Uno pone fundamentos y antecedentes, y el otro aterriza toda esta riqueza al siglo XXI, al presente, al mundo de hoy. Tanto uno como el otro nos demuestran que la economía al servicio del ser humano no es una utopía, sino una realidad que se puede hacer vida. Hay mucho que decir aún, pero por ahora basta subrayar que de Francisco a Francisco hay toda una economía.


Para ver el mensaje de cierre del evento Economy of Francesco, llevado a cabo en noviembre del año pasado, pueden consultar el siguiente enlace.


Juan Pablo Bueno Hernández

Coordinador en México de la villa CO2 de las inequidades

101 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Aviso de Privacidad

La  Asociación Mexicana de Promoción y Cultura Social A.C., (“IMDOSOC”), comprometida con la protección de tus datos personales, asumiendo la responsabilidad de su uso, manejo, almacenamiento y confidencialidad de acuerdo a lo establecido en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares y con el fin de darte a conocer la información relativa a las características principales del tratamiento al que serán sometidos tus datos personales, emite el presente Aviso de Privacidad.

©2019 por IMDOSOC. Creada con Wix.com